TENIS | LIGA MAPFRE

Cristina Bucsa se lleva el último torneo de la Liga MAPFRE

Ganó en la final de Els Gorchs a Marina Bassols por 6-0 y 6-2. Guillermo García López se impuso por 6-2 y 6-4 al bielorruso Ivashka en la final de la Liga MAPFRE Valor.

Bucsa Liga MAPFRE femenina

El tenista albaceteño Guillermo García López se ha adjudicado la Liga MAPFRE Valor de La Nucía, disputada durante esta semana en la Academia Ferrer, tras vencer en la final al bielorruso Ilya Ivashka. El jugador español venció en dos mangas a su adversario, 138 del ránking mundial y primer cabeza de serie del torneo por 6-2 y 6-4.

Tras el triunfo, Guillermo García calificó el encuentro de "disputado" con independencia del resultado y afirmó que en el primer set mostró "un buen nivel" ante un rival "que no entró en el partido". "En el segundo, Ilya (Ivashka) ha jugado más agresivo, pero me he mantenido serio, he recuperado un break y he vuelto a romper para llevarme el partido", dijo el jugador, quien dijo estar "contento" por la victoria y por "reencontrarme con los partidos de competición".

El torneo, organizado por la Real Federación Española de Tenis (RFET), está destinada a los jugadores situados a partir del Top-100 del ránking mundial masculino ATP, y ha estado dotado con 12.400 euros en premios.

Bucsa gana el último torneo de la Liga MAPFRE femenina

Cristina Bucsa se impuso por su parte en la final del tercer y último torneo de la Liga MAPFRE de tenis femenino, disputado en el Club Tennis Els Gorchs, en la localidad barcelonesa de Les Franqueses del Vallès, tras imponerse a Marina Bassols, por 6-0 y 6-2, mientras Gillermo García López ha ganado en el torneo de la Liga Mapfre Valor.

Bucsa, que sufrió mucho para conseguir su plaza en la final ante María Gutiérrez, salió a por todas, volvió a sumar los puntos más decisivos y se colocó con un claro 4-0 a su favor, ante una Bassols que fue sumando dudas y falta de confianza según pasaban los juegos.

Todo lo contrario que la cántabra, que fue subiendo en su confianza, lo que provocó que se pasara de parciales ganados pero igualados, a dominar completamente a su rival. Bucsa encadenó nueve juegos consecutivos, lo que le valió un 6-0 inicial, y un 3-0 en el segundo, un castigo excesivo para una Bassols, que nunca dejó de intentarlo.

De hecho, la catalana mejoró su juego al inicio del segundo set, aunque siempre por detrás en los puntos importantes que su rival. Su primer juego (3-1 en la segunda manga), supuso un respiro, quitarse algo la presión acumulada desde el inicio aunque enfrente tenía a una jugadora que no regaló nada, en busca de ser la otra jugadora, junto a Sara Sorribes, ganadora de dos torneos, que inscribe su nombre en la Liga MAPFRE femenina.