TENIS

Medina: “Íbamos a pelear por ganar la Copa Federación”

Anabel Medina (Torrent, 37 años), capitana del equipo español de Copa Federación, lamenta la cancelación de las Finales de 2020, pero comprende la situación: “Todo será igual el año que viene”.

La capitana del equipo español de Copa Federación Anabel Medina posa durante la presentación del equipo en la sede del CSD en 2019.
CHEMA DÍAZ DIARIO AS

- ¿Cómo le ha sentado la cancelación de la Copa Federación?

- Veo que la situación actual es muy complicada. Todo evoluciona día a día. Las explicaciones que nos dio la ITF es que la instalación donde se iba a jugar en Budapest, en Hungría, estaba ocupada a finales de año por otros eventos y que las Finales estaban comprometidas allí. Es una noticia que da pena porque llevamos dos años trabajando mucho, con cuatro eliminatorias seguidas con victoria y la clasificación para la nueva fase final. Habíamos entrado en un ritmo muy bueno. Nos apetecía competir este año, también en los Juegos Olímpicos, y pelear por ganar la Copa Federación. Pero hay que ser realistas, las circunstancias son muy complicadas, la situación es muy difícil y está en juego la vida de las personas. Lo primero es la salud. En abril del año que viene las circunstancias serán idénticas, mismo lugar, mismos equipos… Hay que adaptarse.

- ¿Cree que en el caso del equipo femenino quizá no ha venido tan mal el aplazamiento?

- La verdad es que ponerse a evaluar eso ahora es difícil. Lo mejor es ser positivos. Las jugadoras están todas muy ilusionadas con la Finales, les motivan mucho. Íbamos a tope. El año es muy largo, en el tenis se compite semana a semana. Lo importantes es que ellas vuelvan al circuito, que se vuelva a activar todo y que se se sientan competitivas. Así podremos prepararlo para llegar bien a abril.

- ¿Usted ya tenía el compromiso de todas las jugadoras?

- Las sigo desde siempre y durante el confinamiento hemos estado hablando. Ya lo hemos podido ver en los dos últimos años. Las jugadoras están comprometidas y les motiva mucho la Copa Federación. Estoy segura de que en abril estarán con muchas ganas.

- ¿Ve a Carla Suárez en esas Finales pese a sus planes de retirada?

- Ojalá, porque ella no esperaba que su último año sería como este. Tenía retos bonitos y está situación le ha trastocado los planes. Ella quería que fuera un año para disfrutar y jugar sus últimos torneos y no ha podido ser. Le pararon el circuito y no ha podido jugar todo lo que hubiera hecho ilusión. Carla es muy pragmática, se adapta muy bien a las circunstancias y hará lo que el cuerpo le pida. Acabará donde ella se sienta más a gusto.

- ¿Cree que a la Federación Española le duele más la cancelación de la Davis?

- A la Española y a todas. Pero la nuestra se encontraba en una situación muy buena, con sus dos selecciones en buena disposición de ganar sus competiciones. Ese era el objetivo y la ambición. En ese sentido, sabiendo que se podía ganar tanto la Davis como la Fed Cup, lo que ha ocurrido es una pena. Como no hay que competir para clasificarse, esto es un paréntesis y hay que verlo por el lado positivo.

- En breve llega la Liga MAPFRE (la femenina arranca en Platja D’Aro el 12 de julio), ¿qué le parece la iniciativa?

- Pues muy buena. Las jugadoras llevan sin competir desde marzo y al final son muchos meses sin moverse. Por mucho que se entrenen físicamente y hagan trabajo tenístico, la sensación de moverse por la pista y entrar en ritmo sólo te lo da competir, jugar partidos. La idea de la Federación de montar estos torneos para que ellas empiecen a quemar la adrenalina de los primeros partidos está muy bien. Es como si llevaran cinco meses lesionadas. Así cuando vuelvan al circuito profesional no se sentirán tan raras.

- Por último, ¿ve factible la vuelta del circuito internacional tal y como se ha previsto?

- Seguro no hay nada, porque todo evoluciona cada 24 horas y cambia mucho. A corto plazo esta anunciada la gira americana, pero hasta que haya una vacuna hay que ir con mucha precaución, siguiendo el protocolo sanitario y de seguridad de cada torneo para intentar volver poco a poco a la normalidad. La gente está muy concienciada de que lo sucedido es algo muy importante y complicado, y que hay que seguir las reglas a rajatabla. El tenis asegura la distancia social y eso está muy bien, pero lo importante es que los tenistas estén seguros y nadie tome riesgos. Así hay que intentar volver poco a poco a la normalidad.