TENIS | LA INTRAHISTORIA

Medvedev: la estrella del tenis que entrena en un garaje

El ruso, durante el período de confinamiento por coronavirus, completa sus sesiones de físico en un pequeño y modesto garaje.

Medvedev: la estrella del tenis que entrena en un garaje
Daniil Medvedev - Twitter

No cabe duda que Daniil Medvedev es un tipo peculiar. A veces demuestra carácter, incluso chulería (que se lo digan a los aficionados del US Open), pero la mayoría del tiempo es un jugador absolutamente frío, con una capacidad de concentración que parece inquebrantable. Y ahora, durante el confinamiento obligatorio a causa de la pandemia del coronavirus, el ruso ha dejado otra imagen peculiar para el recuerdo, en este caso de sus entrenamientos.

Tal y como muestra el actual número 5 del ranking ATP en sus redes sociales, está entrenando nada más y nada menos que en un garaje. Pero no en un garaje lleno de máquinas de última tecnología y con todo tipo de comodidades, sino en un pequeño espacio de lo más modesto donde apenas cabe un banco, unas mancuernas, una moto y... él mismo.

Lo más curioso de todo esto es que Daniil reside ni más ni menos que ¡rodeado del lujo de Montecarlo! Como hemos comentado al principio, el ruso es un tipo de contrastes. En los vídeos que el de Moscú ha publicado en sus redes sociales se le puede ver junto a su entrenador Gilles Cervara, que en el portal WeloveTennis valoró la situación actual del tenis, en especial, la decisión tomada por Roland Garros de variar sus fechas sin ningún tipo de consulta.

"El anuncio de Roland Garros, no sé qué decir porque la situación es muy extraña. Por supuesto que no lo sabíamos. Con Daniil encontramos una casa con una cancha de tenis para poder entrenar. Lo esencial se hará. Entonces será necesario controlar el posible cansancio mental de no saber cuándo se detendrá esta grave crisis de salud y que se reanudará el circuito", explicó Cervara. Para Daniil ahora es tiempo de mantener la forma en la medida de lo posible y recuperar viejas costumbres, vicios tales como jugar al FIFA incontables horas. Videojuegos y garaje, ¿receta del éxito?