TENIS

Roland Garros admite que su decisión fue errónea

Según Jim Courier, exnúmero 1 del mundo, el Grand Slam parisino lamenta pisar otras fechas del calendario sin haber consultado con nadie.

Roland Garros admite que su decisión fue errónea
Roland Garros

Fue quizás la mayor polémica que salpicó al tenis desde que cesara la actividad en las pistas a causa del coronavirus: Roland Garros cambiaba sus fechas (20 de septiembre al 4 de octubre). La decisión fue duramente criticada por jugadores y la organización de diferentes torneos, ya que el Grand Slam parisino tomó dicha medida sin consultar a nadie, ni siquiera a la ATP, lo que provocó que otros torneos se vieran gravemente perjudicados al solaparse las fechas o, como en el caso del US Open, que no hubiera suficiente tiempo de descanso entre uno y otro (sólo una semana).

Roland Garros quiso asegurar su continuidad a toda costa, antes de conocerse esta semana que tanto el circuito WTA como el de ATP paraban como mínimo hasta el 13 de julio, para evitar el desastre económico ya que hablaban de pérdidas en torno a los 230 millones de euros en caso de no celebrarse el torneo. No contaban con un seguro contra pandemias, cosa que sí se confirmó de Wimbledon, único major del calendario cuya cancelación está 100% confirmada en 2020. Pues bien, tras todo el revuelo provocado por la decisión de Roland Garros, ahora parece ser que ha llegado el arrepentimiento por su atropellada decisión.

Jim Courier, exnúmero 1 del mundo, asegura que al menos a nivel interno la Federación Francesa habría reconocido su error. "Por lo que sé, Roland Garros ha reconocido rápidamente el error de pisar fechas ni avisar a nadie en su decisión. Creo que ha habido muchas discusiones entre los poderes existentes desde que pasó todo aquello", explicó el estadounidense en The New York Times. ¿Veremos una nueva reprogramación de Roland Garros en el calendario? La organización del US Open ya movió ficha confirmando que no variará sus fechas (24 agosto - 13 septiembre) pese a la decisión de Roland Garros, que ahora tiene la pelota en su tejado...