WIMBLEDON

Wimbledon está "desesperado" por evitar la cancelación

El major londinense decidirá su futuro la próxima semana. Andy Murray ha confesado que la organización quiere celebrarlo a toda costa.

Wimbledon está "desesperado" por evitar la cancelación
Andrew Redington Getty Images

El tiempo avanza sin anunciar su prisa y eso es precisamente lo que se le agota a Wimbledon. El segundo Grand Slam de la temporada, programado del 29 de junio al 12 de julio, pende de un hilo a causa de la crisis mundial ocasionada por el coronavirus. La próxima semana conoceremos de forma definitiva una decisión que apunta a la suspensión o cancelación del torneo, ya que a tenor de las palabras de voces autorizadas como Lindsay Davenport ("Hay pocas opciones de que se celebre Wimbledon en junio"), mantener el major londinense en las fechas previstas es muy complicado.

No obstante, la organización del torneo quiere evitarlo a toda costa y sacar adelante una de las citas más importantes del calendario mundial del tenis, tanto, que según el testimonio de Andy Murray, están desesperados por mantener a flote la competición. "No sé cuánto tiempo podrían retrasarlo. Están desesperados por tener su evento encendido, aún faltan más de tres meses y muchas cosas pueden cambiar en ese momento. Para ellos, la situación no se ve genial, supongo, si hay eventos deportivos en todo el mundo que se cancelan y están tratando de resolver las cosas", explicó el escocés a BBC Scotland.

Cabe señalar que en caso de optar por un aplazamiento, como hizo Roland Garros, el major londinense se encontraría con otro problema: la falta de luz. Trasladar Wimbledon al otoño supondría que apenas se podrían disputar partidos al haber pocas horas de luz natural en esa época del año, circunstancia que Murray también valoró: "Hay muchos otros interesados, muchos otros torneos a considerar. Incluso cosas como la luz del día para el torneo. Una vez que el torneo se retrasa, hay cada vez menos luz del día. Cuando juegas en Wimbledon normalmente, puedes jugar hasta las 10 de la noche".

La incertidumbre se cierne sobre el verde londinense mientras trabajan a contrarreloj para arrojar algo de esperanza a la situación. "Estamos trabajando arduamente para aportar certeza a nuestros planes de 2020", expresó, Richard Lewis, director ejecutivo de All England Club, en el portal británico Express. En escasos días conoceremos el destino de Wimbledon.