TENIS

Nadal: "El resultado parece cómodo, pero no ha sido así"

Rafa Nadal se mostró muy feliz por meterse en la final de Acapulco. "Para mí estar en la final d es muy importante después de un tiempo sin competir", apuntó.

Nadal: "El resultado parece cómodo, pero no ha sido así"
EFE

Rafa Nadal se clasificó para la final del torneo de Acapulco al derrotar en dos sets a Dimitrov. El balear analizó en sala de prensa su victoria y también la final que jugará este sábado (madrugada al domingo en España) ante Taylor Fritz.

Victoria ante Dimitrov: "Él ha tenido un break arriba en el primero y en el segundo. Son partidos en los que pequeños detalles que cambian todo. Esos pequeños detalles han caído de mi lado por eso el resultado es más abultado de lo que el partido ha reflejado. Ha sido un partido bueno, he ido de menos a más. Para mí estar en la final de Acapulco es muy importante después de un tiempo sin competir. Es empezar otra vez en la competición con buena sensación tras la derrota en los cuartos de Australia es una inyección de moral. Creo que además estoy jugando a buen nivel. Estoy feliz por ello y por haber jugado contra uno de los mejores del mundo y con un buen nivel. Ha sido un días pesado, en el que he perdido mucho líquido, ahora hay que recuperarse para mañana porque Fritz está jugando a un nivel muy alto".

Clave del partido: "Supongo que haber jugado un poco mejor que el rival en los momentos clave. Al final las diferencias son pequeñas. Con este resultado parece un partido cómodo, y no ha sido así. Son pequeños detalles que te marcan un resultado como el que ha sido. Ayer gané 6-2 y 6-1 y mi rival tuvo ocho pelotas de break. En el tenis las cosas están de tu lado. Hoy, cada vez que me ha hecho break, el siguiente juego, las dos veces, hice un gran juego y pudo devolver el break. Y eso vital, poder devolverle el break y que no pueda coger confianza al tener ventaja en el marcador. Eso ha sido una clave. Cuando se ha puesto por delante he podido dar un poquito más de lo que estaba dando e igualar el marcador".

Fritz, ilusionado por jugar contra él por primera vez: "En parte es normal. Cuando era joven me hacía ilusión jugar contra Agassi o Federer, que después hemos tenido una historia conjunta larga, pero me enfrenté en 2004 contra él en Miami y era número uno y para mí era una gran ilusión. Aún así es una situación completamente diferente. Fritz es un jugador consolidado, con un ranking avanzado, con una gran proyección y jugando muy bien. Yo tenía 17 años, era una situación diferente. Será un partido difícil, golpea muy fuerte a la pelota y tengo que estar preparado para intentar hacerle golpear desde posiciones incómodas. Voy a ver si soy capaz de hacerlo".

¿Cómo afrontó ese partido contra Federer?: "No era mi ídolo. Era el número uno del mundo, y yo ya estaba en el circuito. Afronté el partido con ilusión y el desparpajo del joven que no tiene nada que perder, de esa manera lo afronté. A día de hoy las situaciones son diferentes. Al final cuando eres joven es el poder de la novedad. Los jugadores te conocen menos y tú conoces menos a todo el mundo. Para ti cada torneo es una vivencia nueva. Aquel año era mi primer año completo en el torneo, mi primer torneo de Miami... cuando eres joven, que yo comencé muy joven el circuito, vives algo diferente a lo que es a día de hoy. Todos los torneos a los que vas los has repetido muchas veces. No son situaciones ni mejores ni peores, son diferentes. Y Todo en esta vida tiene siempre tiene un sabor especial".

¿Cómo se motiva para ser efectivo en los puntos importantes?: Sí que me equivoco, la clave es equivocarse un poco menos que tu rival. Todos nos equivocamos, yo también. De hecho por eso he ido dos veces con un break abajo. Creo que es un tema de continuar, de aceptar el error. No frustrarse. Es el principio básico y desde la aceptación del error uno tiene la capacidad de analizar las cosas de analizar las cosas con perspectiva mucho más amplia. Con la cabeza fría. Creo que en los comienzos de los dos sets estaba jugando con menos agresividad, más corto... he intentado contrarestar esta situación. Empezar a jugar más agresivo, más intenso y recuperando más pista. Hoy ha salido bien, pero lo mejor es no ir break abajo".

¿Cómo hace para mantenerse en la élite?: "Me lo han preguntado muchas veces. Supongo con ilusión y con pasión por lo que hago. Al final, valorar todas las cosas buenas que este deporte me ha dado y me da y que me sigue ilusionando el día a día. La realidad es que poder salir a pistas como la de hoy, que llena estaba y con un público que te apoya incondicionalmente. Esta es una de las razones principales. Salir a los estadios y sentir que la gente está contigo es una inyección de energía muy grande. Soy consciente que no es para siempre. Sé que el momento de no vivirlo más, al final, como es lógico está más cerca. Son 33 años y una carrera muy muy larga, pero sigo disfrutando haciendo lo que hago. Mientras mi físico y mi cabeza me permitan seguir haciendo lo que hago de una manera competitiva, aquí sigo".