OPEN DE AUSTRALIA | EL PERFIL

¿Quién es Kenin? La fan de Kournikova que retó a Roddick y doblegó a Muguruza

Con siete años, Sofia Kenin, campeona del Open de Australia 2020, dijo que podía restar un saque de Andy Roddick en un vídeo viral. Está es su historia.

Kenin, la fan de Kournikova que vino del frío y retó a Roddick

Sofia Kenin (Moscú, 21 años) podía haber sido la sucesora de su ídolo, Anna Kournikova, en Rusia si sus padres, Alexander y Lena, no hubieran decidido trasladarse a Estados Unidos cuando su hija sólo tenía unos meses de vida. Habían vivido unos años antes en Nueva York, en 1987, pero volvieron a su patria para que otros miembros de su familia les ayudaran a cuidar a la niña. Cuando decidieron retornar a América, a Pembroke Pines (Florida), lo hicieron con poco dinero, pero sobrevivieron. Y Sofía, o Sonya, como le llaman sus allegados, pudo empezar a jugar al tenis con sólo cinco años, a instancias de su padre, que había practicado como aficionado.

Rick Macci, prestigioso entrenador que había llevado a Roddick, Capriati, Sharapova, Serena y Venus Williams, entre otras estrellas, se fijó en la niña. Le entrenó hasta los 12 años (ahora lo hace su padre). “Era una pequeña criatura aterradora, tenía un coordinación impresionante y una gran habilidad para golpear a la pelota nada más botar, aunque su raqueta era más grande que ella”, contó Macci. Y era cierto. Cuando tenía siete años, dijo que ella sería capaz de restar un saque de Roddick, en un vídeo que se hizo viral y el que se veía que usaba la misma raqueta con la que jugaba Andy, que fue número uno del mundo en 2003 y 2004. El extenista rescató esas imágenes el pasado jueves para felicitar a Kenin. También se hizo famosa una foto de Sofia en aquella época en la que se le ve ilusionada en brazos de Kournikova.

Pronto se convirtió en niña prodigio y llegó a participar en una exhibición con Jim Courier contra Venus Williams y Todd Martin. Como júnior ganó la Orange Bowl, aunque su mayor éxito en Grand Slams fue ser finalista en el US Open de 2015. Ese año participó en el cuadro sénior, aunque no pasó de la primera ronda. De hecho, su explosión ha sido tardía y llegó el año pasado, cuando ganó sus tres primeros títulos, en Hobart, Mallorca y Guangzhou, y fue finalista en Acapulco, éxitos que le colocaron en el top-20 (saldrá de Melbourne séptima) y se llevó el premio a la jugadora de mayor progresión de la WTA. En dobles venció junto a Genie Bouchard en Auckland y con Bethanie Mattek-Sands en Pekín. En Roland Garros no pasó de octavos, su tope hasta entonces, y medio año después conquista, en su primera final de Grand Slam, el Open de Australia con tan solo 21 años, la más joven en hacerlo en el torneo desde 2008. Le encanta el cine, salir con amigos, la música, su iPhone, viajar y jugar con su hermana y sus amigos. Así es Sofia Kenin, la niña que pasó del frío de Moscú al calor de Florida... y de Melbourne.