OPEN DE AUSTRALIA

Grande Nadal: visita a Anita, la niña a la que dio un pelotazo

Tras su entrenamiento matinal, Rafa Nadal fue a visitar a Anita, la recogepelotas a la que dio un pelotazo en un resto y a la que besó después, un gesto que dio la vuelta al mundo.

De sobra es conocida la calidad humana de Rafa Nadal, elogiada por todos en el circuito por encima incluso de su capacidad tenística. En su partido de segunda ronda del Open de Australia contra Federico Delbonis, el balear le dio un pelotazo de manera involuntaria a una recogepelotas al restar un saque del argentino. Asustado por lo que pudiera ocurrir, fue enseguida a interesarse por la niña, que le dijo que estaba bien. Después le dio un beso mientras ella contenía las lágrimas con una entereza que el número uno alabó después: "Fue una fenómena".

Este viernes, tras su entrenamiento matinal, Nadal quiso conocer a la chiquilla y fue a visitarla en las instalaciones de Melbourne Park. Quería asegurarse de que estaba bien y estar un rato con ella. Se llama Anita, es de la ciudad y le acompañaban en ese momento sus padres y su hermano.

Rafa le regaló una gorra de su Academia firmada por él  y con una dedicatoria ("Para mi amiga Anita, todo lo mejor") y compartió con ella algunas anécdotas antes de despedirse y hacerse un autorretrato con ella, la otra protagonista de un gesto que todo el mundo ha celebrado. La muchacha confesó que el numero uno del mundo era su tenista preferida y que le "emocionó" por su "amabilidad" y los detalles que no se esperaba "en abosoluto".