OPEN DE AUSTRALIA

Wozniacki se despide del tenis entre lágrimas y con derrota

Caroline Wozniacki jugó el último partido de su carrera, que acabó con derrota ante la tunecina Jabeur, en el único Grand Slam que consiguió ganar.

Woznicki se despide del tenis entre lágrimas y con derrota
FRANCIS MALASIG EFE

Caroline Wozniacki, ex número uno del mundo y ganadora de 30 títulos WTA, entre ellos el Open de Australia 2018, jugó este viernes el último partido de su carrera, precisamente en el torneo en el que vivió su momento de mayor gloria hace dos años. A la tunecina Ons Jabeur (25 años y 78ª del ranking)  le tocó el papel de mala de la película por apear a la danesa en tercera ronda al ganar por 7-5, 3-6 y 7-5 en 2h:07. Fue el encuentro 854 de Wozniacki, que se despide con un récord de 598 victorias y 256 derrotas.

En la Melbourne Arena, Caroline, vio entre lágrimas un vídeo en el que varias compañeras del circuito le elogiaban. "Todo es mucho más divertido si tiene amigas en el circuito", dijo la danesa, antes de que su padre y entrenador, Piotr, bajase y la levantase con orgullo, en presencia de su madre, su hermano y su marido, el exjugador de la NBA David Lee. Sweet Caroline, de Neil Diamond, sóno por la megafonía. Con 29 años, Wozniacki ha precipitado su retirada por culpa de una artritis reumatoide que lastraba su rendimiento y quería hacerlo, seguro que una ronda superior, en el torneo que mejor se le dio, aunque en el US Open llegó a la final en 2014.

En el choque ante Jabeur siempre fue a remolque y aunque rozó la remontada, al final pagó el esfuerzo ante una jugadora que es una de las sorpresas del torneo. Hace una semana, Garbiñe Muguruza le ganó en Hobart y ahora está en octavos del primer grande del año. La africana se quedó fuera de los focos, pero con el triunfo que le mete por primera en octavos de un Slam, mientras Wozniacki no podía dejar de llorar mientras daba una vuelta de honor a la cancha y daba las gracias al público. Tras la eliminación de Serena Williams, el Open se quedó en pocas horas sin dos de las estrellas del cuadro femenino que además, se hubieran enfrentado el domingo. 

Barty y Kvitova no fallan; Keys cae

Ashleigh Barty, favorita número uno y líder del ranking mundial, pase lo que pase en Melbourne, continúa en competición después de deshacerse sin problemas de la kazaja Anastasia Rybakina (29ª) por 6-3 y 6-2 en 78 minutos. Barty sumó 28 golpes ganadores y sólo 13 errores no forzados, además de romperle cinco veces el saque a su rival. La australiana, gran esperanza nacional, se medirá el domingo en octavos con la estadounidense Riske (18ª), que remontó ante la alemana Goerges (1-6, 7-6 (4) y 6-2).

Tampoco se complicó mucha la vida para pasar la Petra Kvitova (7ª), que arrasó a la rusa Ekaterina Alexandrova (6-1 y 6-2 en 58 minutos). La checa limitó muchos sus fallos (10) y mantuvo a su adversaria en el fondo de la pista con un juego sólido, cuatro breaks y sólo una ocpión de quiebre concedida y salvada. En octavos se verá con la griega Maria Sakkari (22ª), que obtuvo el mejor resultado de su carrera y dio la sorpresa al apear del torneo a la estadounidense Madiosn Keys (10ª), a la que venció por un doble 6-4 en 75 minutos.  

Resultados del cuadro femenino del Open de Australia.