Rafa Nadal

CET

Pablo Carreño

OPEN DE AUSTRALIA | CARREÑO

"Nadal parece un superhéroe, pero al final es humano”

Pablo Carreño se enfrenta a Rafa Nadal en la madrugada del viernes al sábado. El asturiano analiza en AS el inicio de su temporada y el encuentro.

Entrevista a Pablo Carreño durante el US Open.
Getty Images

Pablo Carreño se enfrenta a Rafa Nadal esta madrugada (05:00, Eurosport) en la tercera ronda del Open de Australia. Será el quinto duelo entre ambos, buenos amigos y compañeros en el equipo español. Los otros cuatro acabaron con victoria del balear, un jugador al que el gijonés conoce muy bien.

Nadal dice que la ATP Cup se le hizo larga. ¿Cree que fue un cansancio extremo para él?

Tanto para él como para Roberto (Bautista), que jugaron los individuales, el cambio de Perth a Sídney fue muy brusco, por la humedad y calor, y el viaje en sí. La fase de grupos fue una maravilla, con días de descanso. Pero en los cruces no había tiempo para nada. El primer día contra Bélgica, fue muy duro. Rafa parece un superhéroe, pero al final es humano y todo eso le pasó factura. No le dio tiempo de recuperarse para jugar contra Australia y tuvo que hacer un partidazo contra De Miñaur. Y contra Djokovic, que nunca es fácil en pista dura, hizo lo pudo. Después no pudo jugar el dobles porque estaba destrozado.

En Melbourne se le ve con el freno echado y a usted a tope. ¿Eso puede igualar su enfrentamiento?

A ver, al final Rafa, por mucho que vaya con el freno echado, siempre da el 100% en cada partido y tiene un nivel de juego muy alto, un nivel físico muy alto y un nivel mental más alto aún. Aunque esté cansado el partido será durísimo y yo tendré que hacer mi mejor tenis y que él no esté acertado para poder ganarle. Pero se puede dar.

¿Entonces se ve con posibilidades?

De Miñaur se quedó muy cerquita de vencerle. Conozco muy bien a Rafa y sé por dónde puede fallar, aunque sí que es verdad que son pocas las veces que falla.

¿Cómo fue la convivencia con él en la Davis y en la ATP Cup?

No sólo con él, si con Roberto y Feliciano (López), Albert (Ramos) y Marcel (Granollers), el ambiente ha sido muy bueno. Nos gusta jugar en equipo y por eso hicimos el esfuerzo de estar en las dos competiciones, ganar una y llegar a la final en otra. Ese buen rollo hizo que los resultados fueran buenos.

No tiene nada que ver con un torneo normal, ¿no?

Nada, porque la exigencia que tiene es grande porque juegas por ti, pero también por España y por los compañeros, y eso supone una presión extra. En un torneo juegas tu partido y te vas. En la ATP Cup llegas antes, estás tenso en el partido anterior, después juegas y el día se te va a siete horas y no a tres como en cualquier torneo. Eso va mermando físicamente

¿Cree que se podrá sostener la convivencia entre dos Mundiales, la Davis y la ATP Cup, en tan poco tiempo?

Va a ser difícil, porque el esfuerzo que ha hecho, por ejemplo, Rafa, o Roberto o yo mismo, ha supuesto acabar la temporada con un nivel de exigencia del 100%. Y sin tiempo de hacer pretemporada y empiezas la siguiente con la misma exigencia. Si eso continúa así habrá jugadores top que escojan una u otra competición, pero no irán a las dos.

¿Cómo se encuentra usted en cuanto a nivel de juego y sensaciones?

Me veo muy bien, el año pasado las lesiones me mermaron. Espero que esta vez el físico me permita jugar los torneos que tengo programados. Aquí en Australia me siento cada vez mejor. Lo único malo de este mes es que no pudo sumar puntos en la ATP y tendré que sacarlos en otra parte. Lo bueno es que hasta Roland Garros no defiendo ni uno. Iré a cinco Masters 1.000 en los que no puntúe, Indian Wells, Miami, Montecarlo, Madrid y Roma, eso me dará mucho margen.

¿Se ve competitivo otra vez para ganar a los mejores?

Yo creo que sí. Cada día me noto mejor, y si no tengo que parar por lesiones, de aquí a poco empezará a llegar mi mejor nivel, la confianza y la posibilidad de ganar a jugadores del top-10.