Michael Mmoh
Roberto Bautista
1 Set 2 Set 3 Set 4 Set 5 Set
7 2 4 1 -
5 6 6 6 -

OPEN DE AUSTRALIA

Bautista gana a Mmoh para seguir con su racha invencible

Bautista pudo con el estadounidense de 22 años y 217º del mundo, Michael Mmoh, que le ganó hace dos años, y se medirá en tercera ronda con Cilic. Lleva 10 victorias seguidas.

Desde aquel partido de la primera ronda de las Finales de la Copa Davis que perdió contra el ruso Andrey Rublev, otro jugador que pasa por un gran momento de forma, Roberto Bautista no ha vuelto a perder un partido y encadena diez victorias. Lo mejor es que parece invencible. Los rivales le respetan y ya le temen. Puede con todo y con todos. Su empaque es tremendo y ahora da las ruedas de prensa en la sala principal. Entre otros, ganó a Auger-Aliassime en la Caja Mágica y a Kyrgios y Lajovic en la ATP Cup. "Espero que la gente valore todo el trabajo que llevo haciendo durante toda mi vida, durante tantos años. No pido respeto. Sólo espero que se me tenga en cuenta como a cualquier jugador de mi nivel, nada más", explica.

Y este miércoles, sin descanso después de despachar a Feliciano López en la primera ronda del Open de Australia en un partido que empezó el lunes y acabó el martes tras ser aplazado por la lluvia, el castellonense pudo también con Michael Mmoh. El estadounidense de 22 años y 217º del mundo, que le había ganado hace dos años en Miami, sorprendió de salida, pero después sufrió la ira de Robercop, de nuevo en modo máquina de hacer tenis sólido y cada vez más brillante (5-7, 6-2, 6-4 y 6-1 en 2h:44). No fue fácil el triunfo, porque la lluvia se entrometió otra vez y el duelo, que arrancó al aire libre en la 1573 Arena tuvo que ser trasladado a la Melbourne, bajo techo, para que continuará en el tercer set. "Fue duro jugar fuera, uno de los peores partidos que he tenido con viento. Pero estuve centrado y acabé bien en esta pista preciosa". En tercera ronda le espera Marin Cilic, que pasó las de Caín para superar al francés Paire en cinco sets (6-2, 6-7 (6), 3-6, 6-1 y 7-6 (3)). "Me encuentro bien en pista, tengo buenas sensaciones. Aquí cada partido es una batalla. He jugado tres días seguidos con partidos parados, solo, viento, nubes, frío, calor... Una adaptación cotinua", argumenta.

El cambio benefició claramente a Bautista, porque las condiciones extremas de calor, humedad y viento igualaban las fuerzas, y a cubierto fue muy superior el español. En realidad lo fue durante todo el partido, incluso en la primera manga que se le escapó por pequeños detalles después de haber tenido cinco opciones de quiebre repartidas en tres juegos. Desde el final de ese set hasta mediado el segundo, Mmoh, algo timorato hasta entonces, soltó su potente brazo derecho y colocó golpes demoledores que tuvo que contrarrestar con inteligencia Roberto. Entre otras cosas, el número nueve del ranking supo atraer a la red a su rival y aprovechar su deficitario desempeño con la volea para pasarle una y otra vez. El juego de Bautista creció hasta convertirse en un vendaval como el que corría en la calle.

Resultados del cuadro masculino del Open de Australia.