Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

Monbus Obradoiro OBR

-

UCAM Murcia MUR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Valencia Basket VAL

-

Movistar Estudiantes EST

-

Premier League
Liga Holandesa
FC Emmen FC Emmen EMM

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

PSV PSV PSV

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Ajax Ajax AA

-

Heracles Heracles HCL

-

Utrecht Utrecht UTR

-

TENIS

La 'maestra' Cibulkova se retira

La eslovaca deja el tenis a los 30 años a causa de las continuas lesiones en su tendón de Aquiles. Ganó ocho títulos y su mayor éxito fue las WTA Finals de Singapur.

La 'maestra' Cibulkova se retira
Matteo Ciambelli REUTERS

La eslovaca Dominika Cibulkova se retira del tenis profesional a los 30 años. Una lesión en el tendón de Aquiles ha provocado su precipitado adiós. "Lo que comenzó como una lesión recurrente, pasó a dejarme ante un de los momentos más difíciles de mi vida: decidir qué hacer con mi carrera en el tenis. Lo pensé mucho, hablé con mi gente y concluí que había que dejarlo”, explicaba la tenista en Instagram.

Cibulkova ganó ocho títulos como profesional en su carrera y el más exitoso fue su triunfo en las finales WTA de Singapur de 2016. Fue cuarta del ranking mundial. También estuvo en una final del Open de Australia 2014 y la última vez que compitió fue en Roland Garros y cayó en primera ronda ante Sabalenka.

“Esta situación me provoca muchos sentimientos: tristeza, miedo a lo desconocido, pero también emoción de lo que la vida traerá en el futuro. Fui una de las niñas más afortunadas por poder llegar a esto”, contaba la eslovaca.

Cibulkova anunció su despedida en Bratislava a la vez que presentó su autobiografía Tenis je moj zivot (El tenis es mi vida). Se va de manera precipitada una tenista famosa por su grito característico: ¡Pome!