Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

TENIS

Novak Djokovic llevó su propia cámara de oxígeno al US Open

Según desvela el diario británico Daily Mail el tenista serbio instaló una cámara hiperbárica en la parte trasera de un camión para tratarse de su lesión en el hombro.

Novak Djokovic recibe un masaje en el hombro durante su partido de tercera ronda del US Open ante Juan Ignacio Londero en el USTA Billie Jean King National Tennis Center de New York.
DON EMMERT AFP

Pese a los abucheos que recibió tras retirarse en su partido de octavos de final ante Stan Wawrinka Novak Djokovic hizo todo lo posible para resistir el mayor tiempo posible en el US Open. Según informa el diario Daily Mail el serbio, que compitió en Nueva York con molestias en el hombro, se llevó su propia cámara de oxígeno para minimizar los daños e intentar recuperarse de esta lesión.

El medio británico apunta que Djokovic habría instalado su propia cámara hiperbárica en la parte trasera del remolque de un camión en las cercanías del recinto de Flushing Meadows. Djokovic suele recurrir a este mecanismo como método de recuperación desde que lo emplease por primera vez en 2011. La Federación de Tenis de Estados Unidos (USTA) confirmó que el remolque en el que Djokovic empleó su cámara hiperbárica estaba situado cerca del New York Hall of Science, muy próximo al recinto del USTA Billie Jean King National Tennis Center.

Este método ya ha sido empleado por numerosos deportistas para mejorar su recuperación, como es el caso del futbolista sueco de Los Ángeles Galaxy Zlatan Ibrahimovic.

Regreso a sus orígenes durante su recuperación

Djokovic, cuya presencia en la gira asiática aún es una incógnita, ultima su recuperación en Serbia, donde ha querido mostrar la vuelta a sus orígenes. 'Nole' ha aprovechado para pasar unos días de visita en su fundación, que ayuda a los más pequeños y que dirige su mujer Jelena.

Djokovic también ha regresado a su entorno más cercano, como mostró ayudando en la recogida de patatas. "Agradecido por esta experiencia que te llena de humildad en Brzece. Esta gente son amables, genuinos, trabajan duro... Mi corazón se llenó al recordar estas memorias de mi infancia. Me he encontrado con gente que formaron parte de mi crecimiento y que me han ayudado a vivir mi sueño como jugador de tenis. Muy agradecido. Y también me llevé unas patatas gratis por el esfuerzo".