Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

TENIS

La dura confesión de Paula Badosa: "Pasé momentos de ansiedad y depresión"

En un vídeo difundido por LaLiga Sports, la joven tenista española reveló el calvario que ha tenido que superar para desplegar de nuevo su mejor juego.

El camino que ha tenido que recorrer Paula Badosa en estos últimos meses no ha sido fácil. La tenista ha reconocido que ha padecido depresión, un drama que, en muchas ocasiones, se esconde tras la figura de un deportista profesional. A través de las redes sociales, la española ha hecho público que ha superado esta enfermedad: "Quería compartir con vosotros que he sufrido depresión, ansiedad y que tenía miedo a salir a pista a competir. Es lo que no se ve del deporte de alto nivel, pero he trabajado para volver a ser feliz y tengo claro mi camino: #FightForIt (pelea por ello)", subrayó en un vídeo rodado junto con LaLiga Sports.

Badosa se dio a conocer en el mundo del tenis en el año 2015, con tan solo 18 años. A lo largo de esa temporada, la barcelonesa se proclamó campeona de España (venciendo en la final a Carla Suárez), ganó el Roland Garros de categoría júnior. Estos sobresalientes resultados le valieron una invitación para el Miami Open, donde, ofreciendo una grata sorpresa a los espectadores, fue capas de superar tres rondas. Finalizó un curso de ensueño en el puesto número ocho del ITF, consagrándose como una de las grandes promesas a nivel internacional. 

Sin embargo, su salto a profesionales no fue el esperado. Las lesiones y las altas expectativas (apodada como la nueva Sharapova) lastraron su rendimiento y los resultados a los que aspiraba no llegaron: "No me veía con un futuro en el tenis, porque veía que no ganaba los partidos que tenía que ganar, en el ranquin no me veía escalando y me veía estancada", apuntaba Badosa en una entrevista publicada en As. Fue, entonces, cuando alcanzó el punto más bajo de su vida deportiva y personal: "Se me juntó todo y al final me entró mucho miedo. Aparte de que yo en ese momento me autodestruía mucho y tampoco ayudaba para salir del agujero. Pasé momentos de ansiedad y depresión. No tenía ganas de hacer nada. Perdí la ilusión por muchas cosas".

Una llamada a Xavier Budó lo cambió todo. Con el entrenador español, que estuvo dirigiendo varios años a Carla Suárez, hubo conexión desde el primer momento, tanto que Badosa lo considera como alguien de su propia familia. "Yo necesitaba también tener a alguien al lado que confiara en mí aún estando mal porque eso también te da algo de seguridad en ti misma. Me ayudó a salir de ahí", confiesa.

Este fue el primer paso de la tenista para salir del bache, pero no fue el único. Tuvo que cambiar muchas cosas para volver a ser quien era: "La forma en que yo vivía para el tenis a lo mejor no era la adecuada. Tenía que transformar el estilo de vida y ser más profesional en aspectos como la alimentación o entrenar cada día bien. Parece fácil, pero, a veces, cuando entras en la pista tienes momentos de ansiedad, de miedos, de cosas emocionales que te hacen distraerte. Fuimos dejando esas cosas fuera para que estuviera concentrada en la pista y sacase el tenis que tengo".

Hoy, Badosa sueña con ser una de las diez mejores tenistas del mundo (actualmente se encuentra en el puesto 116) y con triunfar en Wimbledon. Potencial, desde luego, tiene de sobra para ello.