Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

ROLAND GARROS

Nadal: "Me motiva, pero no me obsesiona pasar a Federer"

Rafa Nadal se mostró muy emocionado tras conseguir su decimosegundo Roland Garros. "Para mí esto es un sueño", añadió el tenista de Manacor.

-¿El hecho de venir de una época complicada por la lesiones hace más satisfactorio este triunfo?

-Sí. Este año ha sido difícil y el pasado lo fue también. Mi nivel de tenis fue bueno, pero tuve muchos problemas de lesiones. Demasiados problemas en los últimos 18 meses. Así que eso hace que estas últimas semanas sean muy, muy especiales.

-¿Cómo consigue jugar cada punto como si fuera una bola de partido?

-No, no hago eso porque si no, perdería más de ganaría. Si jugara pensando así estaría más nervioso. He tenido muchos problemas de salud durante toda mi carrera. Así que siempre juego con intensidad y pasión por este deporte y por competir. Las cosas por las que he pasado probablemente me dan ese extra de pasión cuando juego, porque sé que no lo haré siempre. Así que trato de ser positivo, intenso y apasionado. Lo necesito.

-Hubo gente que dijo que con su estilo de juego no podría alargar mucho su trayectoria y ahora ha ganado por duodécima vez un torneo que ya conquistó cuando era un adolescente. ¿Qué piensa de esto?

-No lo sé. El tema es que a la gente le gusta predecir el futuro. Así que cuando lo escuchaba no me entristecía, sólo pensaba, ‘está bien, tal vez sí y tal vez no’. Y eso es todo. Lo positivo es que he tenido problemas, por supuesto, pero siempre encuentro la manera de seguir adelante. Y aquí estoy, con 33 años, disfrutando, jugando buen tenis, y veamos cuanto tiempo soy capaz de gestionar y mantener esto.

-¿Jugará algún torneo antes de Wimbledon?

-No lo voy a hacer.

-Y comparándolo con el año pasado, ¿en qué posición se ve esta vez para competir sobre hierba?

-Como todo el mundo sabe, me encanta jugar en la hierba. Y como todo el mundo sabe, no puedo jugar tantas semanas seguidas como hace diez años. Los últimos dos torneos que hice en Wimbledon me sentí cerca de ganar, incluso cuando perdí contra Muller en octavos, jugué muy bien. Y el año pasado me quedé a un punto de la final.

-¿Qué pensó tras perder el segundo set cuando se fue al vestuario?

-Lo primero es que fui al baño. Pero también pensé que tenía que volver a la pista con la mentalidad correcta para mantener el control del partido, porque hasta entonces no había sentido eso. Él había sacado bien. Así que analicé las cosas y vi que tenía que resolver la situación. Estaba jugando bien, lo importante era no darle ventaja en su servicio para golpear con comodidad la pelota.

-¿Y qué se le pasó por la cabeza al ganar, cuando se tiró por enésima vez al suelo para celebrar otro título?

-Honestamente, no pensé en nada. No estaba preparado lo de tirarme al suelo, es algo que me vino. Lo primero que te da es una bajada de tensión. Sólo puedo decir que ganar de nuevo en París es único para mí y algo complicado de asimilar de repente. Lo haré cuando pase un tiempo.

-Ahora que está más cerca, ¿le gustaría superar los 20 títulos de Grand Slam de Federer?

-Superar a Federer es una motivación, no una obsesión. ¿Que si me gusta? Sí. Pero no es lo que hace que me levante cada día y trabaje. No es la forma que tengo de entender el deporte ni me da la felicidad. Me llena disfrutar de mi carrera.