Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

TENIS

Estela Pérez: la tenista que ha conquistado EEUU

La madrileña es la primera española de la historia que gana la NCAA. Muy fan de Serena y Federer, se muestra ambiciosa: "Ojalá pueda llegar lejos. Voy a por ello”.

Estela Pérez Somarriba
DIARIO AS DIARIO AS

Ojalá pueda llegar lejos. Voy a por ello”. Cojan papel y boli y apunten su nombre porque quien habla con esa ambición es Estela Pérez Somarriba, la primera española que gana el campeonato absoluto de tenis de la NCAA, la institución más importante del deporte universitario estadounidense.

“Era un sueño y un objetivo que tenía en mente. Conseguirlo es una recompensa al trabajo de tres años y da fuerzas para seguir”, cuenta Pérez, de 20 años, que ya lleva tres estudiando Económicas y puliendo su juego en la Universidad de Miami. Como Hurricane (así se apoda a sus deportistas) había sido elegida ya jugadora del año de su conferencia en dos ocasiones y acumula un balance de 73 victorias y 15 derrotas. Sólo le faltaba un título que consiguió doblegando en la final a la segunda favorita, Katarina Jokic (de la Universidad de Georgia), por 6-7 (1), 6-2 y 6-3. Estela era la primera cabeza de serie. Ella es la punta de lanza de un colectivo, el de jóvenes españoles que eligen universidades norteamericanas para afianzar su tenis mientras se labran un futuro alternativo, integrado por 409 jugadores el curso pasado, casi el 10% de todos los extranjeros en las divisiones I y II de la NCAA.

“Me gusta haber sido yo la que haya llevado esta noticia a la gente. Muchos jóvenes están allí trabajando mucho y yo creo que todos tenemos un gran mérito”, reivindica orgullosa. Y añade: “La repercusión que he tenido, sobre todo dentro de mi universidad, es de algo histórico porque antes sólo lo había conseguido otra chica, hace muchos años”.

Pérez, en un partido con Miami.

Entre victoria y victoria, ha ido puliendo un estilo que trata de aunar lo mejor de las escuelas estadounidense y española. Del otro lado del Atlántico se queda con “la volea, el juego en la red y ser rápida para quitar tiempo al rival”; de aquí, que “se juega con más ángulos y más visión dentro de la pista”. Lo que no será es una terrícola, porque ella ha crecido “jugando en pista dura” y cree que sus golpes “hacen más daño” en esa superficie.

Referencias

Admiradora de Serena Williams (“me encanta cómo se mete dentro de la pista, lo agresiva que es”) y Roger Federer (“un ídolo, sin duda el mejor”), también se fija en Garbiñe, en “la pegada” de Kvitova y en “cómo se mueve” Halep. Y pese a que su carrera universitaria está siendo meteórica, tampoco se vuelve loca: “Podría dejar ya el college y ser profesional. Pero voy a estar un año más. Tengo muchas cosas por mejorar”. Mientras tanto, busca recursos para dar el salto cuando se gradúe. A este paso, no deberían faltarle.