Competición
  • Euroliga
  • Copa Argentina
Euroliga
CSKA CSK

-

Khimki Moscú KHI

-

Maccabi TEL

-

Estrella Roja RED

-

B. Munich MUN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Panathinaikos PAN

-

Milan MIL

-

Copa Argentina
FINALIZADO
Colón de Santa Fe Colón de Santa Fe COL

2 2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

2 2

TENIS | DECLAN HILL

"Los amaños han puesto al tenis en una crisis existencial"

"Los amaños han puesto al tenis en una crisis existencial"

DIARIO AS

DIARIO AS

Declan Hill (Canadá, 47 años) es periodista y uno de los mayores expertos internacionales en la lucha contra la corrupción y los amaños en el deporte.

-¿Qué piensa acerca de que los mejores jugadores nunca denuncien el arreglo de partidos?

-La situación es complicada. Andy Murray habló abiertamente sobre el alcance de la corrupción y el amaño hace casi diez años. Fue ampliamente criticado y atacado. Si no hay protección cuando los mejores jugadores se manifiestan, ¿cómo podemos esperar que lo hagan más?

(Declan Hill [Canadá, 47 años] es un periodista, académico y consultor que hizo sus pinitos en la interpretación en teatro y televisión y es boxeador amateur y muy aficionado a las artes marciales. Se trata de uno de los mayores expertos mundiales en la denuncia del amaño de partidos y la corrupción en el deporte. Su libro 'Juego sucio: fútbol y crimen organizado’'['The Fix: Organized Crime and Soccer', en inglés'] sobre las apuestas en el fútbol fue traducido a 20 idiomas. Ahora se ha centrado en investigar el tenis).

-¿Es el tenis uno de los deportes más afectados por las apuestas?

-El tenis no es el deporte más grande afectado por las apuestas, se trata del fútbol, con mucho el deporte más popular del mundo. Sin embargo, el tenis es definitivamente el deporte más golpeado por los amaños. La razón es que es el deporte más fácil de arreglar en el globo. El fútbol, el baloncesto o el rugby son deportes de equipo que son difíciles de arreglar, ya que participa más de un jugador. Incluso en el boxeo o la lucha libre, que son conocidos por los arreglos, alguien tiene que ser golpeado. Pero en el tenis es fácil. Sales a la pista. Luego, en el segundo juego del segundo set, te tocas el tendón de la corva y gritas: "¡No puedo continuar! Estoy lesionado". Fácil.

-¿Hasta qué punto cree que esta situación puede dañar al tenis?

-Hay docenas de deportes y ligas muertas. En la década de 1890, el remo profesional era más popular que el fútbol en muchos países occidentales. Ahora está prácticamente muerto. ¿Por qué? Porque había tantos apaños que acabó con el interés público. Es lo mismo para muchos otros. Una de las razones por las cuales se formó el movimiento olímpico moderno en 1894 fue que muchas disciplinas estaban siendo afectadas por arreglos profesionales relacionados con el juego. El tenis está empezando a entrar en una situación similar. Hay tantos arreglos en los niveles más bajos que es difícil para el público creer en ello. Me parece una crisis existencial para el tenis.

-¿Diría usted que algunas instituciones del tenis permiten lo que sucede?

-No, en absoluto. Las autoridades del tenis no son como la FIFA. Lo que ocurrió fue que los sucesivos directivos del tenis subestimaron la magnitud del problema y no dieron suficientes recursos y personal a sus unidades de integridad, lo que significó que el cáncer se propagó. Sin embargo, no creo que hubiera funcionarios de tenis que estuvieran cometiendo fraude como hemos visto en la FIFA y otros deportes.

-Hace un par de meses escribió un artículo tras algunos arrestos en España. ¿Dónde operan las principales redes de arreglo de encuentros?

-Las redes actuales de apaño de partidos son internacionales, transcontinentales. Los partidos se arreglan desde América y Europa. Los amañadores se encuentran en Europa Oriental y en los antiguos países soviéticos. Ellos colocan las apuestas en los duelos amañados con sus agentes en toda Asia, que luego hacen apuestas secundarias con los grandes corredores en Filipinas. Un solo amaño puede recorrer tres continentes y siete países.

-¿Cómo funciona esta manera de concertar los partidos?

-Hay dos partes. La primera es, obviamente, arreglar el choque en sí. Un amañador hace esto con la ayuda de un jugador, entrenador, árbitro o el propietario de un equipo. Ellos corrompen el partido en sí. La segunda parte es defraudar el mercado de apuestas. Es un poco como el abuso de información privilegiada en el mercado de valores. Los amañadores ocultarán sus identidades. A menudo usan las cuentas de juego de otras personas. Hay toda una mini industria de jugadores de condiciones regulares que venden sus identidades para que los corredores de apuestas no sospechen nada. O los amañadores corrompen a los individuos dentro de las casas de apuestas para que eliminen sus apuestas. Cuando estuve cerca de este tipo de gente, escribí sobre la experiencia en mi libro 'Juego sucio', pasaron más tiempo tratando de arreglar el mercado de juego que en llegar a los jugadores y árbitros corruptos. Me dijeron que sobornar a los tenistas era la parte más fácil. La dificultad era tener acceso a los grandes corredores de apuestas asiáticos y conseguir suficiente dinero para obtener ganancias mientras se aseguraba de que nadie sospechara nada.

-En su investigación habla de jugadores de alto nivel. ¿Se refiere a los del top-100?

-Oh, Dios mío, sí. No mucho, pero siempre ha habido unos pocos tenistas top-100 que jugaban en el mercado de los juegos de azar. Como un jugador de fútbol belga que vio un apaño en su equipo y dijo una vez: "Tienes que entenderlo, estos tipos pueden ganar más dinero así que de una manera honesta". Aunque quiero enfatizar que no es típico en los 100 mejores jugadores del mundo. La mayoría de los arreglos ocurren más abajo, pero mientras más alto nivel tengan el jugador y el partido que se está corrompiendo, más dinero se puede hacer.

-Usted dice que el tenis no tiene cura, que es demasiado tarde. ¿Tan grave es la situación?

-Repito que es una crisis existencial para el tenis. Si los espectadores no pueden creer lo que se está pasando frente a ellos en una cancha, se alejan de su deporte favorito. En palabras de Michel Platini: "El deporte depende de una incertidumbre gloriosa". Las autoridades del tenis necesitan bombear los recursos y los esfuerzos necesarios para preservar la integridad de su deporte. Y si no lo hacen, ¿cómo podemos tomarnos sus actividades en serio?