Competición
  • Champions League

OPEN DE AUSTRALIA

Djokovic: “Hay dos delante de mí con más Grand Slams, pero tengo tiempo y no hay prisa”

Novak Djokovic acudió al último acto protocolario del Abierto de Australia, la sesión fotrográfica con el trofeo, y se mostró confiado en poder superar a Nadal y Federer.

Portando la Norman Brookes Challenge Cup, el trofeo que le acredita como ganador del Abierto de Australia y que se llama así en honor a un legendario jugador australiano de principios del siglo XX, Novak Djokovic llegó al Picnic Point de los Royas Botanic Gardens de Melbourne. En ese precioso parque bañado por un lago, participó en el último acto protocolario del torneo: la tradicional sesión fotográfica del campeón. Apareció montado en un cochecito eléctrico, como los que se utilizan en los campos de golf, y le esperaban un centenar de aficionados, en su mayoría serbios. Amable y abierto, se hizo fotos y firmó autógrafos antes de posar para la organización y la prensa.

Una niña, jugadora de Tennis Australia, le hizo una breve entrevista antes de que, con una amplia sonrisa fijada en la boca, atendiera a los medios de comunicación, incluido As. Nole se siente preparado para poner en jaque la soberanía de Federer (20) y Nadal (17) en cuanto a títulos de Grand Slams. Está a cinco del suizo y a dos del español tras ganarle en la final de Melbourne. "Si sigo jugando y ganándolos, es lógico concluir que puedo hacerlo. Me siento bendecido por haber sido capaz de ganar 15. Sé que hay dos delante de mí en la historia de los que más han ganado, pero aún tengo tiempo, y no hay prisa", afirmó después de comentar que sintió "un enorme alivio" al ganar por séptima vez en grande aussie, aunque no más que el que experimentó al vencer por fin en Roland Garros 2016: "Ese fue el mayor que he sentido en toda mi vida".

Después de su encadenar su tercer major consecutivo tras ganar el año pasado Wimbledon y el US Open, se ve capaz de enlazar los cuatro seguidos, como ya hizo entre 2015 y 2016 cuando venció en Londres, Nueva York, Melbourne y París: "No quiero que esto suene arrogante, pero si lo hice una vez porque no voy a poder repetir. Estoy a uno de conseguirlo. Nadal y Federer han estado en la misma situación, con tres y buscando el cuarto muchas veces en sus carreras. Creo que todo es posible en la vida, es mi filosofía".

Djokovic hizo una interesante reflexión sobre su longevidad en el tenis: "Me siento joven, fresco y en forma. No pienso en la edad ni en ningún límite. Cuanto más tiempo siga, mejor. Por supuesto, hay que seguir mejorando en la pista, pero también mantener la vida saludable que me permite tener esa longevidad. Creo que lo más importante es unir con el amor por el juego tu corazón y tu mente. Si la cabeza te dice que sigas, el cuerpo escuchará".

No hubo grandes celebraciones

Novak Djokovic no se extendió en las celebraciones tras su triunfo contra Nadal: "Después del partido, lo celebré con muchos aficionados, sobre todo serbios, en la plaza principal, fuera de la Rod Laver Arena de Melbourne Park, con mucho ruido, emociones y buenas sensaciones. Y fue suficiente para mí, porque después me aplasté en la cama". El serbio estará un mes sin competir para recuperarse y comenzar a preparar con tranquilidad los dos primeros Masters 1.000 del año, Indian Wells y Miami. Después afrontará la temporada de tierra acudiendo a Madrid y a Roma, antes de presentarse en Roland Garros, una plaza en la que sólo ha ganado una vez, en 2016. Todo esto lo hará con la tranquilidad de que el número uno lo tiene asegurado como mínimo hasta Wimbledon.