Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

OPEN DE AUSTRALIA

Federer, roto entre lágrimas: "Es un sueño hecho realidad"

El suizo, como le ocurrió en 2009 tras perder contra Rafa Nadal, rompió a llorar. Esta vez con el trofeo, el sexto en Australia para él, en sus manos.
Nadal - Djokovic en directo: final Open de Australia 2019 en vivo

Subió Roger Federer a recibir la Norman Brookes Challenge Cup, la sexta de una carrera que ya luce veinte Grand Slams y las lágrimas casi se le escapaban de los ojos. Con 36 años y 173 días acababa de hacer, otra vez, historia. Y comenzó su discurso: "Ha sido un día muy largo, estuve pensando mucho tiempo en el partido, nervioso, casi prefiero jugar los partidos durante el día por no esperar tanto...".

La emoción inundaba la Rod Laver Arena y el suizo siguió: "Ganar este Grand Slam otra vez es un sueño hecho realidad, una victoria de cuento. Llegamos el año pasado (a la final que ganó a Nadal) y sigo aquí. Es increíble". Entonces, cuando recibió la copa, Federer comenzó a llorar, roto, como cuando Rafa Nadal le derrotó en la final de 2009 y soltó esa frase que le salió del corazón ("¡Dios, esto me está matando!"). Esta vez se emocionó hasta el llanto con el trofeo en la mano. "¡Esto es difícil, gracias!", acertó a decir mientras la leyenda Rod Laver grababa con su móvil, mientras toda la pista se ponía en pie a ovacionarle. Mientras el mundo se concentraba en sus lágrimas. Las lágrimas de un campeón para la historia.

Desde la Rod Laver, Federer paseó sereno y feliz hasta la Margaret Court Arena, donde le estaban esperando más aficionados que siguieron el partido desde la segunda pista del torneo. "Me lo voy a pasar muy bien esta noche", les dijo. Luego retomó los pasillos para cumplir los compromisos con las televisiones oficiales, pero antes habló por teléfono con el presidente de Suiza, Alain Berset. Y al ser entrevistado por Jim Courier, se acordó de Laver, el mito australiano: "Siempre le doy las gracias a Rocket. Tipos como él son la razón de que yo juegue al tenis". 

Luego charló con Mats Wilander, para Eurosport: "Cuando todo estuvo dicho y hecho y el partido terminó, realmente me impactó... Cuando estoy emocionado así, lo recuerdo durante mucho más tiempo". En la enésima entrevista que atendió, reveló sus pensamientos cuando perdió el cuarto set: "Venga Roger, puedes hacerlo, puedes jugar con agresividad".

"Al trofeo prefiero llamarlo Norman"

Incansable, Federer atendió en rueda de prensa a los medios internacionales y estuvo ocurrente. "Es la primera vez que tengo conmigo el trofeo en tamaño natural, el Norman Brookes. Estuvo todo el año con el anterior y en vez llamarle trofeo sentí que debía darle un nombre. Así que le llamé Norman y creo que encajaba. Prefiero decir 'me he llevado a Norman', que 'me he llevado el trofeo'. Es como un amigo ahora. Tenemos que conocernos". Luego explicó lo que le pasó por la cabeza a la hora de dar el discurso de agradecimiento en la pista: "Intenté relajarme un poco, pero no pude. A veces me gustaría no llorar, pero también me hace feliz poder mostrar mis sentimientos y compartirlos con la gente".

Sobre la petición de ojo de halcón de Cilic en el último punto, Roger no le vio inconveniente: "Imagínate que por ser muy educado y no pedirlo pierdes un partido. De todas formas estaba con 40-0 y no me preocupaba demasiado". Para finalizar, habló de su futuro y del hecho de competir con más de 36 años: "En doce meses he ganado tres Grand Slams. No me lo puedo creer. Todo consiste en tener un buen calendario, no jugar de más, mantener el hambre... y así las cosas sucederán. No creo que la edad sea un problema per se. Es solo un número".