Carlos Moyá: "Mi misión será que todos arrimen el hombro"

COPA DAVIS

Carlos Moyá: "Mi misión será que todos arrimen el hombro"

Carlos Moyá: "Mi misión será que todos arrimen el hombro"

FELIPE SEVILLANO

El ex número uno, de 37 años, fue presentando como sucesor de Álex Corretja en la capitanía. La Federación quiere que sea "un punto de inflexión" para volver a ganar.

Carlos Moyá fue presentado ayer como sucesor de Álex Corretja al frente del equipo de Copa Davis. José Luis Escañuela, presidente de la Federación Española, le consideró el hombre que debe provocar "otro punto de inflexión" como el que él imprimió al tenis español cuando en 1999 se colocó número uno del mundo. "Demostró que nuestro tenis era capaz de grandes gestas y grandes logros, demostró lo que podíamos llegar a ser", expresó el dirigente sevillano en la sede del CSD. "Un gran líder para un cambio de rumbo", es Moyá para Albert Costa, director deportivo y principal valedor junto a Rafa Nadal.

El nuevo seleccionador, de 37 años, repitió varias veces la palabra "gestión". El de gestor será su principal rol con un grupo de jugadores que el lunes tendrá a Rafa Nadal como número uno del mundo y a David Ferrer como tres, con 14 raquetas entre las cien primeras, pero con problemas para conseguir que los mejores acudan a las convocatorias. El mallorquín recogió el guante y no escurrió el bulto: "Espero traer de vuelta la sexta Ensaladera".

Álex Corretja, en dos temporadas, sólo pudo contar con Rafa Nadal en la reciente eliminatoria de permanencia contra Ucrania. ¿Será más fácil que acuda con Moyá? "Es un grandísimo amigo, pero vamos a ver. Él siempre ha estado dispuesto si no estaba lesionado. Queremos ganar la Davis en 2014 y tenemos jugadores muy grandes. Mi misión será que arrimen el hombro. Pero he sido tenista y también les entiendo".

Su primer encargo será configurar el equipo que viaje a Alemania (31 enero-2 de febrero), a una pista indoor una semana después de Australia. "Es una eliminatoria complicada si los titulares son Haas y Kohlschreiber. Mayer también te la puede liar un día. Pero somos España, la primerísima potencia, y la obligación es ganar".

El campeón de Roland Garros 1998 colgó la raqueta en 2010, pero no cree que eso le genere problemas a la hora de tomar decisiones: "Me he enfrentado a los que voy a seleccionar y a sus rivales. Eso es un plus". "El tenista es su propio jefe () la gestión del equipo va a ser lo más importante para mí. Me voy a apoyar mucho en los que están con ellos cada día: técnicos, fisios, en la experiencia de Costa", anunció, y reveló que fue él quien pidió sólo un año "porque las cosas hay que ganárselas". Pues el objetivo está claro.

Comentarios

Comentarios no disponibles