Temas del día

Muñoz: "Emilio es el capitán y pretendemos que esté ante Estados Unidos"

Muñoz: "Emilio es el capitán y pretendemos que esté ante Estados Unidos"

Muñoz: "Emilio es el capitán y pretendemos que esté ante Estados Unidos"

Rodolfo Molina

El presidente de la Real Federación Española de Tenis, Pedro Muñoz, subrayó que Emilio Sánchez Vicario continuará como capitán del equipo español de la Copa Davis a pesar de los acontecimientos sucedidos en los últimos días, previos a la designación de la sede para la semifinal que enfrentará a España contra Estados Unidos.

"En este momento, el seleccionador está en su sitio como prueba de rechazo a todo lo que ha sucedido en estos días. Es el capitán del equipo español. Nunca un cargo es eterno. Es cierto que han ocurrido cosas, es cierto, pero no habrá un cese por eso. Voy a hablar con Emilio pero hay una mano tendida y eso es lo que importa.

El tenis ha de arreglar esas cosas", dijo el presidente de la Federación Española, Pedro Muñoz, respaldado por toda su junta directiva, tras anunciar a la ciudad de Madrid como sede de la próxima eliminatoria.

El máximo mandatario del tenis español insistió en que todos pretenden que Emilio Sánchez Vicario esté sentado en el banquillo de España en la eliminatoria contra Estados Unidos, en la Plaza de Toros de Las Ventas. "Incidentes aparte, queremos que la Federación ocupe el lugar que debe tener. Pero con un estilo", dijo Muñoz, que no negó que miembros de la junta directiva pusieran sobre la mesa la destitución del actual capitán.

"Da igual si han pedido el cese o no. Lo importante es que es actualmente el seleccionador del equipo español con el respaldo de la federación y su presidente. Tengo que hablar con él pero no de su cese. Sino del futuro y de que cada uno tiene su campo", desveló el presidente de la RFET.

Críticas

Sobre las críticas y acusaciones efectuadas por los tenistas y la carta firmada por los ocho jugadores que componen la selección española (Rafael Nadal, David Ferrer, Juan Carlos Ferrero, Tommy Robredo, Feliciano López, Carlos Moyá, Fernando Verdasco y Nicolás Almagro) y el capitán Emilio Sánchez Vicario, en el que señalaron que se sentían "engañados por las decisiones tomadas desde el inicio del mandato", el presidente, al que acusaron de formas "dictatoriales, caprichosas y manipuladoras" dijo que "no hay venganza más hermosa que el perdón", Muñoz dijo que espera que los jugadores se sumen a la fiesta.

"Espero que los jugadores se sumen a la fiesta. Una semifinal debe ser una fiesta. No se me ocurre que Emilio no esté. Queremos a nuestro equipo y que estén todos. De los sucesos malos se llega a puntos de encuentro", apuntó el presidente del tenis español.

"No tengo noticias de que los jugadores no quisieran jugar en Madrid. Nunca he escuchado eso. Es la primera noticia que tengo.

Cuando en Bremen hablé con ellos, cometí un acto de alegría, una indisciplina de la alegría. Quería premiarles y les dije que jugarían donde quisieran. pronto, a las 48 horas pedí perdón y dije que probablemente no podía cumplir ese compromiso. Tengo que respetar que siente mal. He visto un comunicado en el que lo único que se me achaca es esto y pidiendo perdón. Y frente a ese incumplimiento, he tenido que escuchar 17 o 18 descalificaciones. Me parece que es una desmesura", dijo Muñoz.

Nadie se ha negado a jugar

"Ni un sólo jugador ha dicho que no vaya a jugar. Van a jugar. Estoy convencido. Y vamos a estar con el equipo a muerte. Las autoridades ya han empezado a trabajar. Y la vamos a hacer coincidir con el centenario. ¿Vamos a estar divididos entonces?", comentó el responsable del tenis español, que se mostró comprensivo y con la mano abierta a los jugadores.

"En un momento de calentura todos decimos cosas. Yo lo tuve aunque he pedido perdón. Tuve una reunión con el Consejo Superior de Deportes pedida por mí, que decidí comentar un conflicto surgido al Secretario de Estado para el Deporte", desveló.

Muñoz recalcó que está en "continuo contacto con Emilio Sánchez Vicario. El lunes me incorporo a Barcelona y coincidiremos. Ha habido una incidencia. Es cierto. Puede haberlas. Pero cuando hay buena voluntad no pasa nada. Nadie ha cesado a Emilio Sánchez Vicario. Y tampoco ha dimitido nunca. Esto se ha dicho y no se ha rectificado donde se ha dicho", insistió.

"Emilio Sánchez es el capitán que pusimos. Es un gran profesional más allá de cualquier divergencia. Cuando se cambian maneras pueden producir fricciones pero no entre mala gente. El lunes estaremos cada uno en nuestro puesto", puntualizó el presidente de la RFET, que no negó la posibilidad de acudir a los tribunales tras todo lo sucedido.

"Ir a los tribunales de una forma cívica es un derecho al que tenemos todos los ciudadanos que nos sentimos heridos. Me han acusado dos veces de forma gravísima sin pruebas ni hechos", comentó Pedro Muñoz. "Yo he pedido perdón por mis faltas y errores y eso me deja mejor. Es una forma de comportarme. No se si los jugadores y el capitán lo han pedido o lo hacen a su manera. Cada uno tiene su manera. A mí me vale un gesto", añadió el presidente.

Pedro Muñoz explicó, sin embargo, que el aspecto deportivo había sido tenido en cuenta por la junta directiva aunque no con la incidencia que aseguró a los tenistas.

"El aspecto deportivo claro que ha contado. Aunque no de la forma definitiva que yo quise prometer a los jugadores. Cuando tengo que decidir para bien o para mal tengo que contar con los cuatro soportes. Área deportiva, área política, social y económica y dentro de eso un sinfín de factores que no he entrado hasta en el tramo final. Las áreas geográficas, la capacidad técnica del albergue, entre otras muchas. Cuando se han recopilado los datos me los han pasado. La sede es la que el tenis español es la que ha elegido el tenis español", explicó Muñoz.

El presidente de la Federación Española anunció, posteriormente, que la Junta Directiva ha decidido directamente, sin pasar por otros registros contables, aplicar a la formación a las becas de los jóvenes a los programas de formación de entrenadores y árbitros y a la promoción de ámbitos del tenis de base y al femenino, un millón de euros.