Thibaut Courtois

TOMÁS RONCERO

El orgullo evitó el KO

La parada salvadora de Areola y el gol heroico de Casemiro mantienen viva la llama de una afición desconcertada que ve de lejos el fantasma de la Europa League.