TOMÁS RONCERO

¡Bravo Chile!

Todos imaginábamos que Cristiano podría ponerse la capa de héroe como en Milán lanzando el penalti decisivo, pero por ahí irrumpió Claudio Bravo.