miércoles, 11/12/2019

TOMÁS RONCERO

Veteranos y noveles

El futuro es blanco gracias a Vinicius y Rodrygo. Y el presente gracias a don Luka Modric (34 años), que mató el partido con un golazo muy suyo.