domingo, 27/01/2019

TOMÁS RONCERO

Bendito dedo meñique

Esa manita vintage en Barcelona se recuerda por los tres goles de Puskas (¡Cañoncito Pum!), pero este 2-4 en Cornellà quedará para los libros de historia como el Día K.