sábado, 03/02/2018

TOMÁS RONCERO

Un punto de amargura

El punto de Orriols es un punto de amargura. En la forma y en el fondo. No fueron capaces de mantener un 0-1 y un 1-2. Y lograron resucitar a un heroico Levante. Volvemos al diván...