miércoles, 27/04/2016

ALFREDO RELAÑO

Porque luchan como hermanos...

Era el minuto once, justo cuando se había consumido lo que los clásicos llamaban 'los minutos de tanteo.

Alfredo Relaño