Eduardo Iturralde González

EL ÁRBITRO DEL PARTIDO

Ramos debió ser expulsado

Tras el gol del Barça se enzarzaron Casemiro y Luis Suárez. El árbitro no valoró la acción y Ramos decidió impartir ‘justicia’ con un puñetazo a después. Me gustaría ver al árbitro después de ver esta acción por televisión si sigue pensando que era de amarilla. Era agresión y roja.