Carlos Sainz

RAÚL ROMOJARO

El Dakar ningunea a Sainz

Es, sencillamente, tan vergonzoso como incomprensible, además de crear un precedente peligrosísimo para la competición y del que posiblemente lleguen a arrepentirse por muchos motivos.