As.com

ESTILO DE VIDA

¿Cuáles son las diferencias entre el renting y el leasing?

¿Has oído hablar del leasing y del renting? Presta atención a cada una de estas modalidades y conoce cuáles son las principales diferencias

¿Cuáles son las diferencias entre el renting y el leasing?

La creciente conciencia medioambiental es una de las causas que motivan el hecho de que, cada vez con más frecuencia, los usuarios buscan fórmulas de transporte alternativas. Disponer de un vehículo en propiedad ha dejado de ser una prioridad y el carsharing ha llegado para quedarse en muchas ciudades. Pero, además, hoy en día son muchos los conductores que optan por coches de renting o coches de leasing para sus desplazamientos. Incluso en el caso de los profesionales, el leasing o el renting para autónomos es una opción cada vez más demandada.

No obstante ¿tenemos claro qué es el renting? ¿Cuáles son las ventajas del leasing o cuáles las diferencias entre el renting y el leasing? ¿Qué ofertas de renting puedes encontrar en el mercado? Si estás pensando en decantarte por estas fórmulas pero necesitas despejar algunas incógnitas al respecto, repasamos todas las claves de ambas modalidades.

¿Qué es el leasing?

volante fiat

Aunque una y otra modalidad son, en la práctica, contratos de alquiler de vehículos, sí que existen diferencias entre el renting y el leasing. Este último está abierto a varias modalidades que tienen que ver con el hecho de que, al término del contrato, el usuario puede hacerse con la propiedad del coche.

De hecho, el leasing de coches no deja de ser un alquiler que, generalmente, tiene una duración mínima de dos años. En este tiempo durante, el arrendatario ha de abonar una cuota en concepto de alquiler. Una de las principales ventajas del leasing es precisamente que, una vez finalizado el plazo estipulado en el contrato, el usuario puede hacerse con la propiedad del coche pagando, únicamente, el valor residual del vehículo.

Eso sí, en el capítulo de los inconvenientes del leasing estarían incluidos los altos intereses que suelen tener las cuotas, así como que tanto los derechos como las obligaciones derivados de la titularidad del bien (no de la propiedad) corresponderían al arrendatario.

¿Quién administra el coche en el renting y el leasing?

Convertirse en propietario puede sonar de lo más seductor pero ¡ojo! La administración del vehículo también ofrece diferencias entre el renting y el leasing que guardan una estrecha relación con este capítulo. En el caso del leasing de coches es la compañía la que ostenta la propiedad del vehículo (al menos, mientras dure el contrato), pero la titularidad corresponde al cliente y, en consecuencia, la administración del coche también.

En las ofertas de renting, sin embargo, la compañía detenta siempre tanto la propiedad como la titularidad del coche un matiz que, pese a que pueda parecer cosa de poco, tiene una trascendencia importante en términos de ventajas del renting e inconvenientes del leasing.

¿Qué servicios incorpora el renting frente al leasing?

Los servicios que ofrece el renting para particulares son una de las claves de su creciente popularidad. Esta modalidad no solo permite cambiar de vehículo cada tres o cinco años (la duración habitual de este tipo de contratos), sino que ofrece otra serie de ventajas a tener en cuenta.

Si bien es cierto que también implica abonar una cuota mensual, una de las diferencias principales entre renting y leasing y es que, en el caso del primero, ese montante incluye todos los gastos del automóvil. Es decir, las ventajas del renting pasan, principalmente, por no tener que asumir ningún gasto extra más allá del alquiler en el que está incluido el seguro, servicio de asistencia en carretera, matriculación, impuestos, revisiones, reparaciones… Suena bien ¿verdad?

De hecho, el capítulo de leasing para autónomos o renting para autónomos resulta de lo más interesante desde el punto de vista fiscal e, incluso, hay ofertas especiales para trabajadores por cuenta propia y empresas. En este sentido, el mercado pone a disposición de los conductores un amplio catálogo de ofertas de renting que se adaptan a todo tipo de necesidades de entre las cuales, hemos seleccionado algunas de las más interesantes para que puedas hacerte una idea:

CITRÖEN BERLINGO Talla M BlueHDi 

CITROEN BERLINGO

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN AQUÍ

RENAULT KANGOO EXPRESS Profesional dCi 

RENAULT KANGOO

RENTING RENAULT KANGOO POR 333€/MES

AUDI A3 S Line 30 TDI Sportback 

Audi A3

RENTING AUDI A3 POR 427€/MES

NISSAN QASHQAI dCi 115 CV ACENTA

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN AQUÍ

SEAT LEÓN 1.5 TSI 

seat león

RENTING SEAT LEON POR 289€/MES

RENAULT CLIO Business 

renault clio

RENTING RENAULT CLIO POR 265 €/MES

NISSAN LEAF 

Nissan Leaf

RENTING NISSAN LEAF POR 599€/MES

Como ves hay opciones para todos los gustos, desde soluciones de renting para autónomos a propuestas de líneas elegantes y atractivas de renting para particulares. Además, todas ellas incluyen el mantenimiento del vehículo así como la sustitución ilimitada de neumáticos por desgaste, la asistencia en carretera, la gestión de multa o el seguro.

Por citar alguno de los inconvenientes del renting podríamos hablar del hecho de tener que acudir a talleres concertados por la empresa o la existencia de un máximo de kilómetros anuales, una cuestión esta última que, por otro lado, comparte con el capítulo de inconvenientes del leasing y que, en cualquier caso, quedaría reflejada en el contrato. En ambas modalidades, superarlos implica pagar una penalización, lo mismo que si, por cualquier motivo, quisiéramos renunciar al coche en cuestión antes del período acordado.

¿Quién se encarga de la venta del vehículo usado una vez que termine el contrato del renting o leasing?

¿Alguna vez has sufrido en tus carnes la ardua tarea de tener que vender un coche usado? Si te has decidido a hacerlo como particular seguro que reconoces la incertidumbre sobre el resultado de la operación, el desasosiego por los plazos de ejecución de la venta e, incluso, hasta los problemas con un comprador insatisfecho. Pero ¿sabes qué? Los coches de renting y leasing pueden ahorrarte muchas de estas preocupaciones y es que, llegado el momento, puede que la tarea no te corresponda.

Esta es una de las ventajas del renting. Dado que este tipo de vehículos nunca será de tu propiedad, una vez finalice el contrato (y siempre que no te decidas a ampliarlo), la venta de tu coche usado corresponderá a la empresa con la que suscribieras el acuerdo de renting.

La situación en los coches de leasing cambia ligeramente aunque depende, en buena medida, de si optas por comprarlo una vez resuelto el contrato o te decides a devolverlo. En el primero de los casos asumirás la propiedad del vehículo con todo lo que eso conlleva. Básicamente tendrás pleno control sobre todo lo relativo al coche, incluida su venta, y te olvidarás de inconvenientes del leasing como la limitación de kilómetros anuales o las penalizaciones por devolverlo antes de tiempo. Si te decantas por la segunda opción, no notarás las diferencias entre renting y leasing en este tema ya que, como ocurre con los primeros, será la propia empresa arrendataria la que asuma la tarea de la venta.

¿Qué tiempo y recursos se invierten en el renting?

No solo los servicios que incorporan o el capítulo de las ventas arrojan diferencias entre el renting y el leasing. Otra de las cuestiones que debes valorar a la hora de decantarte por uno y otro tiene que ver con el tiempo y los recursos que invertirás. Aunque pueda parecer una cuestión menor, llegado el momento, la tranquilidad es un valor añadido innegable.

¿Imaginas lo que sería poder conducir el coche de tus sueños sin tener que preocuparte de nada más que de disfrutar? ¿Olvidarte de tener que hacer malabarismos a fin de mes porque una revisión rutinaria de tu utilitario ha dado al traste con el presupuesto? ¿No tener que pelearte con la aseguradora en busca de las mejores ofertas? Sí, si optas por coches de renting no tendrás que preocuparte ni por estas, ni por toda la serie de cuestiones que hemos ido detallando. En este caso será la compañía de renting la que se encargue de todas las gestiones. No esta nada mal ¿verdad?

¿Qué sucede con los coches de leasing? Si has leído con atención esta guía práctica de diferencias entre el renting y el leasing seguro que has llegado a una conclusión. Sí, aunque podrás cambiar de coche cada dos años y beneficiarte de cuestiones fiscales vinculadas al leasing para autónomos, el tiempo y los recursos que tendrás que dedicar serán similares a si fuera tu propio coche. El impuesto de matriculación, el mítico ‘número del coche’, reparaciones, revisiones… Todo lo que conlleva ser propietario, sin serlo, correrá de tu cuenta.

¿Ya tienes claras las diferencias entre el renting y el leasing y las ventajas e inconvenientes que ofrece cada uno? Si es así, en Ofertasderenting encontrarás multitud de promociones adaptadas a todas las necesidades y bolsillos. Estrenar coche cómo y cuándo quieras está al alcance de unos cuantos clics.