As.com

VIAJES

Guía para hacer el Camino de Santiago y no morir en el intento

Santiago de Compostela

Llega a Santiago de Compostela con éxito y conviértete en un gran peregrino. Conoce todos los trucos, rutas, preparación previa y qué debes de llevar

Paisajes y monumentos inigualables, gastronomías reputadas y una atmósfera espiritual y de superación. Son algunos de los elementos que caracterizan a la experiencia que supone recorrer el Camino de Santiago. Lo que comenzó siendo una peregrinación católica de origen medieval se ha convertido en un periplo que todo tipo de personas realizan más allá de los motivos religiosos. Una oportunidad para transitar a pie, en bicicleta o como se desee las diferentes rutas, plagadas de bellos parajes, que acaban en la ciudad de Santiago de Compostela.

Para hacer el Camino de Santiago hay que ir física y mentalmente preparado, conocer los diferentes recorridos posibles y llevar el equipamiento adecuado. En Showroom vamos a ofrecer una guía de todo lo indispensable que tienes que saber para que no le temas y puedas realizarlo con éxito disfruntado de todo lo que ofrece.

Camino de Santiago: Consejos y cómo hacerlo

A la hora de afrontar el hacer el Camino de Santiago hay que tener en cuenta una serie de aspectos que van a ser determinantes para completarlo y disfrutarlo:

Preparación física

Prácticamente cualquier persona que ande sin problemas puede culminar esta experiencia. No es un triatlón ni una maratón. No obstante, es necesario estar preparado para recorrer diariamente una elevada cantidad de kilómetros. Cada etapa suele ser de unos 25, pero se pueden hacer más o menos. Prepararse previamente para tener un buen fondo físico ayudará a no tener que abandonar el camino sin haberlo terminado. Por ello es recomendable comenzar a hacer rutas andando las semanas previas e ir aumentando progresivamente el kilometraje. También es conveniento hacerlo portando una mochila con el peso equivalente al que se llevará para hacer la peregrinación. Así, poco a poco mejorará nuestra resistencia en largas travesías.

santiago de compostela

En el Camino de Santiago no se portan mochilas pequeñas como la de la foto

¿En qué época recorrerlo?

El Camino de Santiago se puede recorrer en cualquier momento del año, pero hay meses en los que puede resultar más complicado. Julio y agosto son los más calurosos y la época en que los albergues se llenan y es más costoso encontrar donde pasar la noche. En invierno, algunos están cerrados y además es necesario llevar más prendas de ropa y, por ende, más peso en la mochila. No obstante, hay menos peregrinos también y se convierte en un trayecto más sosegado y solitario para quienes buscan ese tipo de experiencia.

Equipaje y mochila

Siempre se dice que hay que llevar una mochila cuyo pesaje no sea más del 10% de nuestro peso corporal. Si es demasiado, se sentirá como un lastre muy molesto a lo largo de la travesía. Si se ha olvidado algo, es mejor comprarlo en los establecimientos que hay en las localidades que se encuentran a lo largo del trayecto hasta Santiago de Compostela. Llevar más kilogramos de la cuenta puede convertir la ruta en una tortura. Por ello conviene portar el equipaje justo y necesario.

Albergue y alojamiento

santiago de compostela

A lo largo del Camino de Santiago hay albergues en los que pasar la noche pagando entre 3 y 10 euros en función de si son públicos o privados. A partir de las 5 de la tarde comienzan a llegar peregrinos a dichos lugares y a llenarse. Por este motivo es importante levantarse cada día pronto, en torno a las 7 de la mañana, para desayunar y emprender la marcha. A lo largo del día se pueden llegar a andar unas 5 horas, pero contando con paradas, descansos para comer y reposar y hacer visitas, la jornada se prolonga y si se llega muy tarde al albergue habrá que buscar habitación en los alrededores.

Alimentación y energía

Recorrer tantos kilómetros diarios implica un gran gasto calórico. Es por ello que conviene hacer un desayuno fuerte para comenzar la jornada y posteriormente tomar snacks que nos suplan de energía a lo largo del día. Al finalizar la travesía diaria es cuando llega el momento de comer en más cantidad para recuperar la energía perdida y descansar.

Rutas del Camino de Santiago

La peregrinación hasta la Plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela puede comenzar en multitud de lugares. De hecho, sería en la misma puerta de casa donde se iniciaría esta travesía espiritual. No obstante, hay una serie de rutas que son las que más se han popularizado y que son las que están más preparadas.

santiago de compostela

Camino de Santiago Francés

El Camino Francés es el que más personas recorren empezando en los Pirineos. A lo largo de esta ruta es donde hay más albergues, alojamientos y ofertas de servicios para que no falte de nada. Esto le lleva a ser el más indicado para los que lo hacen por primera vez. Es, a su vez, el que cuenta con más monumentos y parajes naturales para visitar y aprender de la historia y cultura del Camino de Santiago. Hay guías específicas como la de Lonely Planet que son ideales para no perderse nada en él.

Entre los más extendidos se encuentra también el Camino Inglés, uno de los más míticos y menos masificados que se pueden realizar. Este era el que históricamente recorrían los devotos ingleses que llegaban a las costas de A Coruña para evitar a los saqueadores. Cuenta con menos servicios que el francés, pero sigue siendo uno de los más atractivos por su tranquilidad. Con una guía adecuada, como la de Lonely Planet también, no debes tener problema ninguno para completarlo.

También hay otros como el Camino de Santiago del Norte, caracterizado por transitar la costa asturiana o el Portugués, que, desde el norte del país vecino, entra en Galicia junto al río Miño en un largo recorrido lleno de escenarios medievales.

¿Qué llevar al Camino de Santiago?

Hacer el Camino de Santiago sin el equipaje adecuado puede convertirse en todo un suplicio. No obstante, no hay que excederse con el peso que llevamos encima o nos sentiremos lastrados durante la travesía.

Lo primero y principal es una mochila grande en la que portar todo. Un modelo como la que Roamlite vende en Amazon de 55 litros es ideal. Es ligera, ya que pesa apenas un kilogramos, resistente y se puede conseguir a un precio económico. Tiene dos bolsillos laterales y tres frontales en los que se pueden guardar multitud de accesorios y artículos como móviles o documentación. Además cuenta con correas a la altura de la cintura para atarla fuertemente y que el peso se distribuya sobre las piernas en lugar de en la espalda.

Mochila de Roamlite

CÓMPRALA DESDE 29,99 € EN AMAZON

El otro gran aliado del peregrino es el calzado. Puesto que hay que andar diariamente una gran distancia, conviene utilizar unas botas que resulten cómodas, ligeras y permitan que el pie no se moje. En Internet se pueden adquirir todo tipo de modelos en función del dinero que se quiera gastar.

En Amazon se pueden encontrar las botas Northwest Territory, que con cuero en su exterior y goma en la suela garantizan que se pueda caminar cómodamente con ellas sobre todo tipo de terrenos. Este es un calzado asequible y muy bien valorado en la web que puedes comprar desde 42,36 euros aquí.

Quienes busquen un modelo más exigente pueden acudir a las Columbia Woodburn II Waterproof, unas zapatillas para senderismo muy polivalentes. Desde 66,58 euros garantizan un botín impermeable y transpirable para no pasar calor y que no se moje si llueve. Además resultan ligeras para que los pies no se resientan tras largas caminatas. La tecnología Omni-Grip les dota de estabilidad y adherencia a todo tipo de superficies y en cualquier época del año, lo que las hace ideales para el Camino de Santiago.

Calzado de Columbia

Si estás dispuesto a gastar dinero y quieres un modelo ligero para vivir esta travesía en verano y que aguante bien en todas las superficies, las Vinstra de Helly Hansen son una de las opciones más recomendables. Tienen un estilo más moderno diseñado en piel suave e impermeable y son lo bastante resistentes para caminar con ellas por cualquier lugar.

Calzado Vinstra

CÓMPRALAS POR 100 € EN HELLY HANSEN

Para llevar este calzado es importante contar con unos calcetines que mantengan fresco el pie, que permitan que respire y lo protejan ante muchas horas caminando. Los de montaña o trekking son la mejor opción en estos casos. En Amazon se pueden encontrar pares de calcetines de lana merina de gran calidad que cumplan con estos requisitos. Quien busque una alternativa más económica pero también efectiva, en AliExpress puede hallar un pack de 5 pares que absorben la humedad y garantizan el confort.

Cada día, tras hacer varios kilómetros apetecerá quitarse las zapatillas y dejar los pies respirar. Unas chanclas ganan entonces importancia para refrescar estas extremidades. Modelos de calidad como las Crocs (desde 13 euros), o unas Puma Popcat (desde 20 euros) nos permitirán caminar de manera cómoda por el albergue tras una buena ducha.

El resto de la ropa que se tiene que llevar al Camino de Santiago dependerá de la época del año. Una chaqueta cortavientos impermeable siempre puede ser apropiada si bajan las temperaturas. Modelos como el Crew Windbreaker de Helly Hansen o la de Geographical Norway se pueden plegar y ocupar poco espacio en la mochila y garantizar así tener siempre a mano una capa de protección contra el frío y la lluvia.

Estas chaquetas se pueden plegar fácilmente

Para el día a día lo mejor es utilizar camisetas que sean transpirables y nos permitan estar secos en todo momento. Marcas de primer nivel como Asics, Nike o Puma venden modelos perfectos para ello. Por ejemplo, la Gel-Cool SS Top que seca el sudor y la humedad muy rápidamente a la vez que ventila la parte trasera, la Active Training Dri-Release fabricada con malla que garantiza el frescor o la camiseta Nike Dri-Fit Miller Cool, una camiseta de alta calidad que evacua el sudor en apenas minutos para que tras largas horas andando este no sea un problema.

Gel-Cool SS Top de Asics

Entre los accesorios que se pueden llevar, los bastones de andar sirven siempre de alivio para la marcha. En Amazon venden por 19,99 euros palos de 333 gramos y alta calidad para que ayuden en la travesía. En Ebay se puede encontrar un modelo extensible de 5,99 euros que es muy ligero, cuenta con brújula para guiarse y tiene un sistema de amortiguación para evitar perder el equilibrio.

santiago de compostela

Los bastones de trekking ayudan durante la marcha

Un botiquín es otro de los indispensables para ir siempre bien seguros. En Amazon venden uno que se encuentra entre los top-ventas ya que incorpora 120 artículos para curas en casos de emergencia. Está fabricado con nylon resistente e impermeable para que se pueda guardar sin miedo a que se estropeen los productos médicos en su interior.

Este botiquín cuenta con 120 artículos sanitarios

COMPRA EL BOTIQUÍN POR 19,95 €

Por último, entre los objetos que también pueden sacarnos de un apuro, se encuentran las navajas multiusos. Con estas podremos ayudarnos para cocinar, abrir paquetes de comida o medicinas y muchas más funciones. Estos aparatos suelen ser lo suficientemente pequeños como para que se puedan guardar en un bolsillo de la mochila sin que ocupen apenas espacio. 13 herramientas en una es lo que ofrece el modelo de Hovne (cómpralo aquí), entre las que se incluyen destornilladores, alicates y abrebotellas para lidiar con cualquier problema. Si buscas un set más completo, en Ebay venden un conjunto de tres piezas con cuchillo de campamento y alicates, todo dentro de una práctica funda.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a fecha 10-07-2018.

0 Comentarios

Mostrar