NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Mourinho se lleva la primera Conference

Actualizado a

Hay cosas que hace muy bien la UEFA, ya sé que no es popular decirlo. Lástima el descaro con que está permitiendo que algunos burlen el ‘fair play financiero’. Lástima, también, que no dé explicaciones claras de sus cuentas a los clubes que alimentan sus competiciones. Se dirá que no es poco, pero frente a eso está la evidencia de que hace funcionar el fútbol. Y no para. Anoche culminó la primera experiencia de la Conference League como tercera división del fútbol europeo, con una final entre dos equipos de prestigio, Feyenoord y Roma, celebrada en un país y una ciudad, (Albania, Tirana) que indican que la UEFA no se olvida de nadie.

Entre Champions, Europa League y esta nueva Conference League, 233 clubes pertenecientes a 55 países han participado este curso en competiciones europeas, desde el solitario representante de San Marino hasta los siete que han presentado la Premier, la Serie A y LaLiga. Esta tercera competición la hemos seguido poco aquí. No ha habido representante español porque tuvimos cinco en la Champions, pero el curso próximo, con el Villarreal, será otra cosa. No la hagamos de menos. La Roma, club de prestigio de un país grande en fútbol, ha tenido llenazos durante esta competición que ha terminado por ganar ante el Feyenoord.

Fue una bonita final, un nuevo triunfo europeo para Mourinho, que bien podrá presumir de ello. La Roma cazó el gol en un descuido y jugó la segunda mitad con cautela. Para los romanistas es el segundo título europeo de su historia. El primero se remonta al lejanísimo 1961, una Copa de Ferias cuando en el equipo militaban los dos goleadores del ‘maracanazo’, Gigghia y Schiaffino. Ahora estrena el palmarés de esta competición programada en principio para tres temporadas pero que estoy convencido de que cuajará. Bueno, ya ha cuajado. Basta ver la seriedad de su desarrollo y el brillo de esta final entre dos equipos de viejo prestigio.