El discutido Paseo de las Leyendas

Al construir su nuevo estadio, el Atlético tuvo el buen gusto de crear en su exterior un ‘Paseo de las Leyendas’, donde los aficionados pueden pasear, al modo del Hollywood Boulevard de Los Ángeles, entre placas que homenajean a las grandes glorias del club. Una bella iniciativa, que permite a padres y abuelos explicar a hijos y nietos qué grandes cosas hizo su club favorito en el pasado, y quiénes tuvieron arte y parte en ellas. Pero las cosas del fútbol (y del Atlético) son de tal forma que aquella idea es constante causa de disputas. Ha bastado la emotiva marcha de Luis Suárez para que el debate se haya reavivado.

Luis Suárez no ha cumplido 100 partidos en el club, requisito que se exigió en un acuerdo común para crear un criterio objetivo. Pero resulta que Hugo Sánchez sí, y que por eso tiene su placa, que muchos querrían quitar y unos cuantos se dedican a ultrajar. Tampoco están Leivinha ni Falcao. Ni el entrañable San Román, tantos años suplente de la portería, pero siempre llama viva del sentir Atlético mientras estuvo con nosotros. Ni el gran Marcel Domingo, que se quedó en 96, con dos Ligas, y luego fue el entrenador del 3-0 al Cagliari, con otra Liga. Y mirando más atrás faltan otros, olvidados por todos menos por sus descendientes.

El concepto de ‘Leyenda’ es etéreo. Cien es un número rotundo, pero al elegirlo se ignora que con los años ha sido más fácil llegar, con ligas más largas, más competiciones y tantos cambios. ¿Cómo resolver eso? El club flanquea el paseo con unas banderolas que ya incluyen a Leivinha y Falcao y pronto, a Luis Suárez. ¿Calmará eso las críticas? No mientras esté Hugo Sánchez, gran factor de irritación por encima de Courtois. Personalmente pienso que la ‘frontera 100’ es práctica como punto de arranque, pero hubiera precisado de un ajuste fino para evitar manchas que afean tan bella iniciativa. Pero es difícil.