NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Con el espíritu de Gento

Actualizado a

Punto de oro.- Otra vez el Bernabéu, otra vez la grada enardecida exigiendo la heroica con un rugido que se escuchaba desde la Plaza de Castilla, otra vez un resultado adverso ante el Elche que encuentra solución cuando todas las ventanas parecían cerradas, otra vez Vinicius on fire sacando regates, pases y desequilibrio en una baldosa, otra vez un tropezón que se evita cuando todos los pronósticos apuntaban a una derrota ruidosa que hubiese puesto patas arriba la lucha por el título... Y encima, en el cielo del Bernabéu emergió el espíritu de Paco Gento para salvar un precioso homenaje que hubiese quedado desvirtuado y entristecido por una derrota con la tropa ilicitana. Gento iluminó desde allá arriba a Vinicius, que ocupó con dignidad la banda del cántabro con un partidazo. Vini no marcó ningún golazo, pero fue un torbellino todo el partido y se echó al equipo a su espalda sobre todo cuando Benzema cayó lesionado. Y Gento también iluminó a Militao con su espíritu irreductible madridista (¡aquí nadie se rinde!) para volar de forma imperial tras el gran centro de Vinicius y conectar un cabezazo a lo Cristiano (por la altura a la que se elevó) y a lo Santillana (por la precisión con la golpeó y colocó la pelota). A esas alturas el Bernabéu estaba en llamas, enloquecido con esa atmósfera que se crea en este santuario del fútbol cuando se huele la sangre. Cuando en el minuto 76 metió Pere Milla el 0-2, todo parecía abocado a una derrota tipo Sheriff. Increíble pero cierta. El Madrid lanzó 23 veces a gol, el Elche solo tres. Pero esto es fútbol. Hasta yo llegué a perder la fe y más con Karim lesionado. Pero al igual que en el Martínez Valero, el Madrid se levanta de la lona cuando le das por noqueado. De eso sabe lo suyo Maravilla Martínez el gran boxeador argentino que ilustró y alumbró la tarde de El Carrusel con sus magníficos comentarios. Una maravilla...

Los penaltis.- De Burgos Bengoetxea acertó con el primer penalti a Vini, clarísimo, pero no vio la falta previa de Kroos. Pero como lo erró Benzema (el primero en su carrera con el Madrid) no le hagamos cuenta. Pero en el segundo tiempo hubo hasta tres. El de Hazard es riguroso, pero hay contacto. Y el árbitro lo pita. Lo extraño es que el VAR le llama para que lo rectifique. Que me digan a mí cuando el VAR ha entrado sobre una acción en la que sí hay contacto y ya ha sido peritada por el árbitro de campo. Y con 1-2 hubo una mano clara despegada de Verdú, que no fue sancionada. Sobre tres penaltis, solo pitaron uno. Tampoco parece que las heridas del pasado entre el Madrid y De Burgos Bengoetxea se hayan cerrado con esta actuación...

Benzema, KO.- Cuando pidió el cambio nos entró a todos en el estadio un sudor frío. En 22 días llega el partido con el PSG en París. Nadie imagina un Madrid sin Karim en una noche de grandes exigencias. Es insustituible. Por si acaso, Jovic se encargó de ratificarlo con 35 minutos penosos. Ni remató ni creó peligro. Mal el serbio.

Meritorio Elche.- Un equipo bien trabajado por Francisco (¡recupérate pronto, míster!) y que sabe lo que quiere. Mojica y Palacios son dos de los mejores laterales de la Liga, Edgar Badía un portero apañado y arriba Lucas Boyé es una amenaza constante. Delantero de altos vuelos que acabará en un equipo con mayores objetivos. Este Elche puede salvarse perfectamente.

La afición respira.- El plan era dejar al Sevilla a seis puntos, pero tal y como fue la tarde el madridismo dio por bueno este punto salvado a la heroica que al final puede hasta valer un título. El gol de Militao va por mi amigo Yeray, de la peña Rondilla (Valladolid), el profesor Hipólito Tejero de la peña Cuellarana (Segovia) y la burgalesa Irene García. ¡Seguimos líderes!

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?