Media Liga en el bote

Once leones blancos.- El partidazo de San Mamés quedará en la memoria de los que amamos el fútbol. Los primeros 15 minutos del Madrid, pese a las once bajas con las que llegó a Bilbao, fueron para enmarcar. Qué maravillosa actitud, qué calidad, qué ambición, qué golazos, qué orgullo de camiseta. Y delante un Athletic corajudo, bravo, sin miedo, que se levantó de la lona y rugió hasta poner en apuros a este líder que ha destrozado el Campeonato con registros solo al alcance de los elegidos.

Churchill, un vidente.- Winston Churchill, el célebre primer ministro británico en la II Guerra Mundial que además fue Premio Nobel de Literatura, nos dejó frases para la eternidad. La manera en que se presentó el Madrid de Ancelotti en San Mamés me permite rescatar una que va al pelo con lo acontecido en el Botxo: “Un pesimista ve la dificultad en cada oportunidad; un optimista ve la oportunidad en cada dificultad”. Esto último es Carletto, al que le hubiera pegado compartir un café y unos vinos con Churchill por su templanza y sabiduría emocional. Carlo no vive de las excusas. Las bajas masivas no le impidieron sacar un once con otros tantos internacionales. Esta plantilla es profunda y cuenta, no lo olvidemos, con el mejor jugador del mundo ahora mismo. El señor Don Karim Benzema.

Marcelino, un sabio.- El asturiano es astuto y muy vivo. Y se las huele todas. En Valencia hizo un monumento ganando una Copa al Barça de Messi con más claridad de lo que reflejó el marcador en la final de Sevilla (2-1). Peter Lim tenía cortado el grupo de los grandes fichajes, pero Marce está acostumbrado a remar río arriba. Por eso valoro mucho la reacción racial del Athletic tras el 0-2. Nunca entregó las armas. Sancet les hizo creer y la sobriedad de Courtois, The Wall White, evitó que todo quedase en fuegos artificiales.

Coherencia.- En su día se aplazó el Madrid-Athletic, que debía haberse jugado el 17 de octubre, porque los sudamericanos del equipo de Chamartín (Militao, Vinicius y Valverde) estaban con sus selecciones. Como Militao estaba lesionado se aplazó el partido por la ausencia de dos futbolistas. Se jugó el 1 de diciembre en el Bernabéu (1-0) y a su vez eso hizo poner en este día 22 el Athletic-Madrid, que cambia de fecha por la Supercopa que se jugará en Yeda del 12 al 16 de enero. Mucha gente me decía con toda la razón: ¿Se aplaza un partido por la falta de dos o tres jugadores y sí se juega otro con una plaga de bajas por COVID en ambos equipos? Coherencia... Pero el espectáculo fue tan brutal que al final hemos casi agradecido este corrimiento de fechas. Esta es la grandeza del fútbol. Y encima el Atleti del Cholo se queda a 17 puntos y el Barça de Xavi a 18. Esta Liga está en el bote.

Los ‘highlights’ de Karim.- Traducido de la lengua de Shakespeare, esto significa “los mejores momentos de Benzema”. Los críos devoran sus genialidades en las redes sociales, buscando esos highlights del francés que los lleva a amar el fútbol por la pasión con que lo vive el genio de Lyon. Karim es el ganador virtual del Balón de Oro. Ya está a solo un gol de los 300 con el Madrid (y a ocho de Di Stéfano) y con 34 su magia parece sacada de Harry Potter.

Blanca Navidad.- Pese a los malos tiempos para la lírica que nos están tocando vivir por culpa de la maldita pandemia, desde aquí envío un abrazo sentido y de corazón a todos ustedes, sean del equipo que sean. En tiempos duros es necesario remar en la misma dirección para terminar la travesía con una sonrisa en los labios. Cuídense y, en la medida de lo posible, disfruten de sus familias y seres más queridos. Y a los madridistas, que son legión, desearles una Blanca Navidad. Os quiero.