Simone Inzaghi mantiene la idea de Antonio Conte

Un verano muy movido

Los problemas financieros de la propiedad, que incluso retiró a su equipo de la liga china tras haberla ganado la pasada temporada, provocaron la salida de un Antonio Conte que decidió alejarse del proyecto al intuir que iban a marcharse jugadores importantes. Así fue: a Achraf, fundamental por su profundidad en el sistema de carrileros largos del técnico italiano, le siguió un Romelu Lukaku que se encontraba en el mejor momento de su carrera y que fue el futbolista más trascendente del Inter campeón. Llegó un entrenador acostumbrado al mismo esquema de tres centrales para que el cambio no fuera demasiado brusco: Simone Inzaghi venía usando ese mismo dibujo en la Lazio con bastante éxito. Sin embargo, el nuevo preparador no posee el carisma ni la personalidad del que se fue, y ese es un aspecto que a la larga puede acabar notándose. Las incorporaciones han sido más que correctas: Dzeko, Çalhanoglu o Joaquín Correa ya están mostrando su valor en un inicio de campeonato en el que el Inter ha sumado siete puntos sobre nueve posibles. Pero la sensación es que el equipo es algo más débil que la pasada temporada.

Un bloque fuerte por dentro

Con De Vrij, Skriniar y Bastoni, el equipo nerazzurro es sólido en el área y está bien protegido por el trabajo de Brozovic y Barella por delante. Los problemas físicos de Bastoni el pasado domingo ante la Sampdoria obligaron a Inzaghi a alinear al lateral Dimarco como central de emergencia, y aunque marcó un golazo de falta directa el bloque se mostró menos fiable y concedió dos tantos evitables que costaron dos puntos (2-2). El nuevo técnico interista ya tuvo a De Vrij en la Lazio y le sacó un gran rendimiento, por lo que se espera que le entregue el liderazgo indiscutible de toda la parcela defensiva.

El año de Lautaro

Ya sin Lukaku, Lautaro Martínez tiene que dar esta temporada un paso hacia adelante y confirmarse como la estrella que ha insinuado que puede ser. Su compromiso no se discute: tras ser titular en los tres partidos con Argentina durante el parón internacional, regresó a tiempo de formar también de inicio en Génova y marcó un golazo con una volea portentosa. Su complementariedad con Dzeko apunta buenas maneras: todo lo que el bosnio gana por arriba lo puede aprovechar el argentino disfrutando de una mayor libertad.

Dumfries, poco a poco

Países Bajos no realizó una gran Eurocopa, pero su carrilero derecho tuvo tiempo de deslumbrar en la fase de grupos. Denzel Dumfries firmó por el Inter para sustituir a Achraf y por ahora ha disputado muy pocos minutos. El veterano Darmian está siendo titular en esa demarcación, aunque se espera que, una vez haya cumplido el periodo de adaptación, el ex del PSV se haga con el puesto. El sistema de Inzaghi parece idóneo para que explote su tremenda potencia en la arrancada.

Sensi, baja por lesión

El joven interior, un jugador de toque delicioso y mucha capacidad asociativa, no ha tenido continuidad en el Inter, en parte debido a sus continuos problemas físicos. Inzaghi parecía contar con él cuando le entregó la media punta de inicio en la jornada inaugural, pero perdió el puesto en los encuentros siguientes. Ante el Real Madrid no estará por un problema en la rodilla.