El Oporto apuesta por el mismo bloque

Un proyecto con continuidad. Sergio Conceiçao inicia su quinta temporada dirigiendo a los dragones, que mantienen la base del equipo que eliminó a la Juventus en los octavos de final de la pasada Champions y que luego compitió bien contra el Chelsea pese a caer por un global de 2-1 en cuartos. La presente temporada en la liga portuguesa la ha iniciado con tres victorias y dos empates (en los partidos en los campos del Marítimo y del Sporting), lo que le sitúa en segunda posición a cuatro puntos de un hasta ahora intratable Benfica. En las cuatro campañas de Conceiçao, ganó dos ligas y quedó segundo en las otras dos, por lo que nunca ha acabado por debajo de los dos primeros puestos. Esta regularidad en los resultados explica la confianza del club en un entrenador que, pese a no lograr ningún título la pasada temporada, renovó este verano hasta 2024.

El cansancio del clásico. Aunque el Atlético tuvo que exprimirse hasta el minuto 100 en Cornellà, el Oporto viene de un compromiso el pasado sábado de quizá mayor exigencia emocional: el partido ante el Sporting de Portugal en Lisboa, uno de los clásicos del campeonato luso. El cuadro de Conceiçao sufrió mucho en la primera parte, en la que se puso 1-0 en contra, y el técnico incluso tuvo que hacer una doble sustitución a los 38 minutos para agitar a un equipo que estaba siendo inferior al vigente campeón luso. Tras la reanudación, el Oporto mejoró y logró empatar gracias a un golazo del colombiano Luis Díaz.

Los jugadores del Oporto celebran el gol al Sporting.

Un mercado discreto. Acostumbrado a grandes movimientos, el conjunto de Dragao ha vivido un verano con poco ajetreo. Se confirmó el traspaso de Danilo Pereira al PSG, aunque ya había jugado como cedido en el club francés la pasada temporada, por lo que a nivel deportivo no se contabiliza como una baja. De los jugadores importantes se marchó el poderoso atacante Marega con destino al fútbol árabe. Las llegadas se han concentrado en la banda izquierda: el mayor desembolso se ha hecho por el extremo brasileño del Gremio Pepe, que aún está adaptándose, y también se ha incorporado al lateral del Leverkusen Wendell. Los puntales de la plantilla continúan: el otro Pepe (el ex del Madrid), Sergio Oliveira, Tecatito Corona, Mateus Uribe, Mehdi Taremi o un Luis Díaz que estuvo a punto de salir al Everton pero que finalmente permanece en Oporto convertido ya en la principal figura del equipo. El colombiano, que es diestro y suele partir desde el extremo izquierdo a pie cambiado, puede ser uno de los hombres que se revalorice aún más en esta Champions.

Marchesín, la única ausencia. Conceiçao tiene a su disposición a todo el equipo salvo al portero titular, que está lesionado. Esta circunstancia seguirá dando la titularidad al joven de 21 años Diogo Costa, que está deslumbrando en este inicio de temporada. Iker Casillas ya pronosticó que sería un guardameta de primer nivel cuando empezó a entrenar con la primera plantilla procedente del filial.

El orden, la prioridad. Aunque en la liga local es un equipo dominador, en Europa Conceiçao siempre arma un bloque compacto que no concede espacios y que dificulta el juego de los rivales. Se suele organizar en un 4-2-3-1, con un media punta de mucho trabajo que se convierte en fase defensiva en el tercer hombre de la medular.