Gracia aún no se ha salvado

Ya queda un partido menos para que termine la desesperante temporada del Valencia y con ella acabará también la era Gracia. O debería, que en este Valencia de memes cualquier cosa puede pasar. Pero sería un contra sentido que el navarro continuara el año que viene en el banquillo de Mestalla por mucho contrato que tenga firmado. En verdad, lo realmente extraño es que siga dónde está y pueda llegar hasta el final. Ni cree en la propiedad, ni quiere, ni actúa pensando en seguir ni se lo ha ganado. Y nadie le echará de menos.

El Valencia sumó en Pamplona su 13º derrota en 32 jornadas. El décimo a domicilio. Lleva encajados la friolera de 47 goles y a falta de seis jornadas ni tan siquiera puede decir que está salvado, porque no lo está. Va 14º en Liga y gracias. Por números y sensaciones, la continuidad de Gracia solo se entiende desde el pensamiento mediocre de la propiedad. Su Valencia es un cangrejo. En eso al menos coincide con el dueño, como bien dijo Marcelino.Curioso lema el que lucieron los futbolistas del Valencia como protesta por la Superliga cuando saltaron al césped de Pampona: “El fútbol es de los aficionados”. No será en Valencia dónde pasa eso…