Klopp, Salah… y ahora qué

Mejoró mucho el Liverpool respecto a la ida. En realidad mejoró ya en el segundo tiempo en Valdebebas, pero una pésima mala primera parte allí dio al traste con sus aspiraciones. En un Anfield vacío, casi desangelical, quedó fuera de la Champions el equipo de Klopp y casi diría yo que de cualquier opción de estar la próxima temporada en esta competición. Mucho tendrá que mejorar en la Premier si quiere acabar entre los cuatro primeros.

El adiós del conjunto ‘red’ es una puñalada casi definitiva al proyecto de Klopp en Liverpool. El técnico alemán alcanzó la gloria ganando la Champions, la Premier y el Mundial de Clubes con un equipo hecho a su medida y a su estilo. Sin embargo, las lesiones y el bajón físico y futbolístico de algunos de sus jugadores oscurecen mucho su futuro. Es probable que salga alguna gran estrella. Se habla incluso de Salah. Todo empieza a desmoronarse.

Tampoco el Liverpool supo reciclarse después de ganarlo todo. Fichó a Thiago como gran emblema del juego de posición, eso que tanto se le atragantaba al equipo contragolpeador de Europa por excelencia. Llegó Diogo Jota para agitar el ataque. Sin embargo, ambos fueron suplentes en el encuentro más importante de la temporada. Klopp quiso morir con lo que le había hecho grande. Y efectivamente murió, víctima quizá de su propia obra acabada.