All You Need Is... ‘goal’

Han pasado casi tres años desde aquel 26 de mayo de 2018 cuando el Real Madrid obtuvo su tercera Champions League consecutiva al derrotar 3-1 al Liverpool en la final disputada en Kiev. Ahora, los reds recibirán a los blancos en Anfield con una importantísima desventaja y con ganas de mucha revancha.

El Real Madrid está a puntito de volver a hacerlo, pero esta vez con diferentes protagonistas. En el partido de ida de esta eliminatoria, Alisson hizo de Karius, Vinicius de Bale y nadie hizo de Salah, ya que ni el propio jugador se encuentra al mismo nivel al que estaba en 2018. Ni unos ni otros son los mismos. Han cambiado muchas cosas. El Liverpool es un equipo en busca de su identidad desde que perdió a Van Dijk y el Madrid sin Cristiano no tiene gol pero lo saca de donde sea. Una semana y un día después de vencer a un desdibujado Liverpool en Valdebebas de nuevo por 3-1 y acabar con el Barça en tan solo media hora, solo necesita, como dice la canción de los Beatles "All you need is... goal", un par de goles para rematar la eliminatoria en Anfield, ganar al Chelsea, que parece muy probable, y meterse de nuevo en una gran final de la Champions.

Con ese "Magical Mystery Tour" que ha acompañado al Real Madrid durante muchas temporadas y que le lleva a realizar una liga discreta pero una Champions League en la que va de menos a más, consigue romper los pronósticos que siempre le dan por muerto en liga, con Zinedine Zidane en la calle desde octubre y suspirando por Kylian Mbappé durante toda la temporada.

Mañana, en la 'Caverna' de los Beatles las ambiciones de los reds en la Liga de Campeones se toparán con un obstáculo imposible de saltar: el Real Madrid. Y por mucha "Help" que pidan como hicieron los Beatles en 1965 y Klopp la semana pasada desde Valdebebas, lo tendrán muy complicado a pesar de haber conseguido este fin de semana su primera victoria en casa en 2021 frente al Aston Villa después de ocho partidos sin ganar en Anfield. Un Vinicius tan criticado como 'memeado' desde que llegó a Madrid por fallar tanto de cara a portería, por fin ha despegado y ya no solo rompe defensas como el día del Clásico, sino que además marca goles en momentos trascendentales como en el partido del Liverpool. Si sigue así, aquí hay jugadorazo y no se echará tanto de menos a Cristiano, ni hará tanta falta Mbappé o Haaland.

Mientras el Liverpool grita "I need you" to Van Dijk, el Madrid canta "All Together Now" en un choque trascendental en el que los blancos se juegan medida temporada y la posibilidad de seguir siendo claro aspirante a un soñado doblete que hace solo dos meses parecía una quimera. Ya sabemos como se las gasta el Madrid en Europa, entra en ebullición cuando se trata de afrontar la competición más importante del mundo para seguir engrandando tan legendario palmarés.