La Atalanta aprobó su examen

Una derrota con el Madrid en Champions es algo aceptable, pero la que logró la Atalanta le dejó casi el mismo orgullo que una victoria. En Italia llevábamos semanas avisando a los blancos sobre la fuerza de los de Bérgamo, y la actuación de ayer la confirmó totalmente, a pesar del resultado. La Dea jugó casi todo el enfrentamiento con uno menos (y lo vivió como una gran injusticia), perdió enseguida a uno de sus mejores hombres, Zapata, y revolucionó su manera de jugar.

Como confesó Gasperini, la idea que tenían (y que desarrollan siempre) era totalmente distinta, mucho más ofensiva. Tuvieron que hacer catenaccio, supieron transformarse y por poco no se llevaron un 0-0 que habría sido oro. El presidente Percassi dijo que jugar contra el Madrid es como ir a la universidad: los nerazzurri aprobaron su primer examen.