¿En qué dirección rema Zidane?

El Arsenal conquistó el curso pasado la FA Cup con Ceballos rindiendo al mejor nivel de su carrera en los partidos decisivos. A la vez que eso ocurría, la Real Sociedad cerraba una temporada sobresaliente y buena parte del éxito se lo debían al rendimiento ofrecido por Odegaard. El Madrid se convertía en la envidia de los grandes, con una política de captar a los mejores jóvenes antes que el resto que daba sus frutos en el momento más adecuado, con una pandemia mundial que ponía a prueba la economía de los equipos de fútbol. Los blancos renunciaron a fichar, aunque con letra pequeña: muchos habrían pagado una millonada por reforzarse con Odegaard y Ceballos tras lo que hicieron en la 2019-20. El Madrid los tenía gratis...

Cuando dos futbolistas de ese nivel demuestran tanto en tan poco tiempo en clubes de la exigencia de la Real y el Arsenal, el objetivo del club está cumplido: jóvenes sobradamente preparados para jugar en el Madrid. Si vuelven (en el caso de Ceballos ni esa oportunidad le concedió Zidane) la responsabilidad de que rindan es del entrenador. El francés ha dado la espalda a dos futbolistas por los que suspira media Europa (y son dos ejemplos de una larga lista). Ahora, cabe formular una pregunta: ¿Van el Madrid y Zizou en la misma dirección? Me atrevería a decir que no...