La F1 ilusiona con Alonso y Sainz

Con la llegada del año nuevo, tiempo de buenos propósitos. Y de ilusiones. Como las que genera una temporada 2021 de Fórmula 1 en la que España vuelve a contar dos pilotos ilustres, lo que se traduce en expectativas y ganas de disfrutar de buenas carreras. Más allá de que la hegemonía de Mercedes y sus pilotos (si no se produce un cataclismo con Hamilton) tenga continuidad, la clase media de la parrilla se presenta interesante y allí estarán Fernando Alonso y Carlos Sainz. El veterano que regresa con las ganas de un novato y el joven experto que se enfrenta al mayor desafío de su trayectoria deportiva. Si el Ferrari del madrileño mejora y el Alpine Renault del asturiano no se desinfla es más que probable que a menudo peleen por posiciones similares, lo que ya en sí mismo supone un aliciente.

Más allá de este pique español, ambas figuras tienen sus compromisos propios. Alonso se ha mostrado tan en forma como siempre y su talento seguro que no se ha esfumado, mientras que el Grupo Renault tiene el objetivo de abandonar el papel de simple comparsa y acercarse a la élite de la categoría. En cuanto a Sainz, el reto tampoco es pequeño: ganarse su lugar en Maranello compitiendo con una estrella del relumbrón de Leclerc, para refrendar todo su potencial a poco que el monoplaza rojo evolucione del modo que necesita y se espera. Bien es verdad que su horizonte común de excelencia apunta más a 2022, porque parece que la vida seguirá igual este año, aunque empezar a despejar algunas de estas incógnitas hace que el Mundial me resulte de antemano tremendamente atractivo. Ojalá sea así y lo disfrutemos… pese a que el campeón vuelva a ser quizá el mismo.