Carvajal regresa a lo grande

Es sabido que los niños llegan con un pan bajo el brazo y, en el caso de Carvajal, con un gran partido y un golazo espectacular. El lateral formó con su amigo Lucas Vázquez una pareja inabordable atrás y letal en ataque que aniquiló desde el primer minuto de partido la idea de Carrasco carrilero que al Cholo le ha salido bien en otros partidos de menor envergadura.

Carva fue un seguro en defensa y tuvo la fuerza y el aplomo de siempre para asomarse continuamente con peligro en campo contrario. Salió del partido fundido por el esfuerzo pero con el reconocimiento de su jefe y compañeros al trabajo bien hecho. Como juega todos los partidos a tope sin ahorrarse ni una gota de esfuerzo a veces tiene que parar en boxes para recuperar, pero cuando físicamente está en condiciones su aportación es vital para este equipo. Cuando Carva está bien es uno de los tres mejores en su puesto del mundo y ante el Atleti lo demostró.