Sobre la admiración de Simeone por Zidane

Dos entrenadores de época. Es probable que si se realizase una encuesta sobre quién es el primer entrenador de la Liga que se viene a la cabeza con el sello de ganador, el nombre de Simeone encabezaría dicha lista. Sin embargo, el Cholo no escondió su admiración por el técnico francés precisamente enfatizando lo ganador que es y su capacidad para conseguir que sus jugadores no pierdan el apetito ganador durante tantas temporadas. De Zidane siempre se ha valorado más su saber estar y su mano izquierda que su faceta de competidor empedernido. Igual no hemos caído que el único duelo de época que va quedando en la Liga, a nivel individual, está en estos banquillos.

Modric y Koke, los termómetros. Al Atlético del Cholo siempre dio gusto verlo competir, pero ahora también da gusto verlo jugar. Es indudable que João Félix y Luis Suárez personalizan ese paso hacia adelante del equipo rojiblanco y su consiguiente liderato, con Llorente, Carrasco e incluso Correa también de dulce. La diferencia la ponen ellos, pero el termómetro de un equipo es el que los mejora a todos. En el Atlético se llama Koke y en el Madrid, Luka Modric. No es que el croata sea un jugador vigente. Es que cuando coge su velocidad de crucero sigue siendo uno de los tres mejores centrocampistas del mundo. Frente al Borussia dio una masterclass de las que hacen época. Nos empeñamos en mirar su fecha de nacimiento en lugar de valorar su rendimiento, que está siendo superlativo. Si Modric juega bien, el Madrid vuela.

El grito de Lucas Vázquez. Sospechoso habitual en la zona noble y en parte de la afición madridista, Lucas ha sabido reconvertirse en un lateral influyente, con un gran recorrido hacia delante y hacia atrás. Conviene no olvidar que el gallego ha decidido enfundarse el disfraz de Jesús Navas cuando el Madrid más lo necesitaba, ha demostrado una enorme personalidad con el balón y una actitud irreprochable sin él. El Madrid tiene apenas veinte días para ponerse las pilas con su renovación, sino será difícil igualar la oferta que le hagan quedando libre en junio. Ya le gustaría tener al Atlético un lateral derecho como este Lucas. No vaya a ser que se encuentren a otro Llorente en el lado opuesto de la ciudad.