La dormilona

Por tres, por cuatro o saliendo por la puerta, el pádel ha llegado para quedarse como deporte profesional. Por ello, y porque lo mejor está por venir, este blog nace para analizar, valorar e informar sobre la actualidad del mundo de la pala. Pasen a la pista.

Autor: Alberto Bote

LA DORMILONA

Master Final 2020: cómo llegan las parejas femeninas

Las ocho mejores duplas de World Padel Tour se disputarán el título de ‘Maestras’ del 10 al 13 de diciembre en Menorca.

0
Triay y Sainz celebran un triunfo en World Padel Tour.
World Padel Tour

El título de ‘Maestras’ está en juego. El Master Final pone punto y final a la temporada 2020 de World Padel Tour y lo hace, un año más, con el torneo de mayor importancia del calendario.

Y es que este 2020 ha sido atípico. También en el pádel. La pandemia sanitaria de la COVID-19 iba a trastocar por completo la competición obligando a reinventarse a las duplas que ya habían enfocado la temporada con una estrategia clara.

Un 2020 que en el ranking femenino, por consecuencia, sería convulso. Sin un reinado claro hasta el tramo final, la competición femenina iba a ver como hasta cinco parejas se repartirían los títulos dejando el reinado del trono más abierto que nunca.

La temporada regular iba a poder completarse con 10 torneos para, ahora, ponerle punto y final con el Master Final. Un Master Final que, por primera vez, viajará a Menorca para disputarse en el Pavelló Menorca del 10 al 13 de diciembre.

Pero, ¿cómo llegan las parejas femeninas a Estrella Damm Menorca Master Final 2020? En una temporada tan emocionante las duplas clasificadas para la cita final del año son:

Gemma Triay y Lucía Sainz

La pareja del año. Por méritos propios. Gemma y Lucía han logrado alcanzar la más brillante de sus versiones, e incluso mejorarla, para dominar el pádel femenino mundial.

Triay y Sainz celebran un punto en World Padel Tour.

Triay y Sainz celebran un punto en World Padel Tour.

Y es que Triay y Sainz han firmado un 2020 sobresaliente con cuatro títulos -Las Rozas, Alicante, Barcelona y Cerdeña- y dos finales -Menorca y Estrella Damm- y una clara sensación de superioridad en el tramo final.

Una pareja que tras haber pasado un 2019 complicado -como ya analizamos en ‘La Dormilona’- ha conseguido lucir en conjunto y por separado. Sainz es más polivalente, fiable y segura que nunca mientras que Triay es temible, dominadora y sublime a partes iguales.

Las números uno del ranking femenino que están casi obligadas a pelear por el título de ‘Maestras’ y que son las rivales a batir dentro del 20x10.

Alejandra Salazar y Ari Sánchez

Era su segunda temporada conjunta, la de la confirmación, y vaya que si lo ha sido. Ari y Ale han logrado cuajar un gran 2020 tan solo mermado por una inoportuna lesión de la tarraconense.

Ale y Ari celebran una victoria en el World Padel Tour.

Ale y Ari celebran una victoria.

Y es que este 2020 las ‘ASes’ han firmado tres entorchados -Menorca, Valencia y Estrella Damm- y una final -Marbella- y si no han logrado el número uno del ranking femenino ha sido, simplemente, porque ha habido una dupla más regular.

La versatilidad y finura de Sánchez desde el revés mejora, y hace mejorar, con la potencia y fiabilidad de Salazar desde el drive en una dupla que está llamada a revalidar el título de ‘Maestras’.

Marta Marrero y Marta Ortega

Las ‘Martas’ han vuelto. La pareja que dominara con mano de hierro el pádel femenino en 2019 ha decidido empezar una segunda etapa conjunta en una clara oportunidad para volver a ser lo que fueron.

Marrero y Ortega tras firmar su primera final en 2020.

Marrero y Ortega tras firmar su primera final en 2020.

Y es que Marreo y Ortega ponían punto y final a su primer idilio tras el Master Final de 2019 y, apenas ocho meses después, decidían darse una segunda oportunidad deportiva tras dos proyectos deportivos infructuosos a sus ojos.

Desde entonces han mostrado un pádel regular y de altos vuelos firmando una final -Alicante- y unas semifinales -Las Rozas- que demuestran su clara vocación ganadora.

Dos jugadoras que se entienden y conocen y que fueron capaces de firmar siete títulos en 2019 -sí, siete- y que, de brillar, son aspirantes a absolutamente todo en este torneo final.

Paula Josemaría y Bea González

El talento y la juventud nunca estuvieron mejor representados. Josemaría y González unieron sus caminos tras romperse sus anteriores etapas y lo hicieron para intentar revolucionar el ranking femenino.

Bea González y Paula Josemaría durante un partido de World Padel Tour.

Bea González y Paula Josemaría durante un partido.

Una pareja que en su corto caminar conjunto ha conseguido mostrar exactamente las virtudes y carencias de su pádel: una final -Las Rozas- y unos cuartos de final -Alicante-.

El coraje y la potencia de Bea en el revés mezcla, y muy bien, con la elegancia y determinación de Paula desde el drive para confirmar una pareja con clara vocación ofensiva y capaz de eliminar a cualquier dupla.

Mapi y Majo Sánchez Alayeto

Mapi y Majo no necesitan presentación alguna. Las gemelas zaragozanas siguen en la búsqueda constante de la versión más temible de las Alayeto, pero este año solo ha brillado a fogonazos.Con sus consecuencias.

Mapi y Majo celebran una victoria tras un encuentro.

Mapi y Majo celebran una victoria tras un encuentro.

Y es que esta atípica temporada ha afectado a las exnúmero uno más especialmente pues estaban ante un año de vital importancia para la recuperación final y readaptación a la élite de Majo tras la grave lesión e intervención en 2019.

Un año en que cierran con un título -Adeslas-, una final -Barcelona Master- y hasta cuatro presencias en semifinales -Alicante, Menorca, Cerdeña y Valencia-, números que en ellas, aunque parezca exigente, saben a poco.

Una dupla histórica del pádel femenino que de encontrar su mejor pádel es clara aspirante a la gran final y que deberá mostrar la tenacidad, potencia y determinación de sus mejores años.

Patty Llaguno y Eli Amatriaín

Nadie puede descartar a todas unas exnúmeros uno. Patty Llaguno y Eli Amatriaín no han atravesado su mejor temporada y, aún así, siguen tan vigentes como los últimos años.

Patty Llaguno y Eli Amatriaín celebran un punto durante un partido.

Patty Llaguno y Eli Amatriaín celebran un punto durante un partido.

Y es que la pareja española ha pisado tan solo una final este año -Vuelve a Madrid- y dos semifinales -Estrella Damm y Barcelona- porque no ha acabado de encontrar la líena argumental de máxima regularidad que tanto ha caracterizado su juego.

Pero, aún así, son una pareja a tener en cuenta. Capaces de eliminar a cualquier dupla, Patty y Eli buscarán despedir el 2020 mostrando sobre el 20x10 esa versión fiable, resiliente y con altas dosis de calidad que ha enamorado a los aficionados durante casi una década.

Carolina Navarro y Aránzazu Osoro

Su apodo como dupla define a la perfección su forma de entender el pádel dentro de una pista. Las ‘Vikingas’ se unieron para el tramo final de la temporada y su rendimiento ha sido alto, muy alto, gracias a una gran mezcla de veteranía y juventud.

Carolina Navarro y Aranzazu Osoro durante un lance de un partido.

Carolina Navarro y Aranzazu Osoro durante un lance de un partido.

Y es que la intervención quirúrgica de de Ceci Reiter iba a dar la oportunidad a Osoro de jugar con una leyenda en activo del pádel femenino y el rendimiento de ambas en apenas tres torneos iba a ser notable con unas semifinales -Barcelona- y dos cuartos de final –Alicante y Las Rozas-.

El empaque, talento y veteranía de Navarro desde el drive mezclado con la garra, precisión y potencia de Osoro desde el drive, que este año ya ha causado más de una sorpresa, puede aspirar a cotas muy altas.

Virginia Riera y Sofía Araujo

La gran confirmación del 2020. La pareja dirigida por la leyenda Gaby Reca ha sabido encontrar una línea regular de juego en el, quizá, momento más complicado para lucirlas.

Riera y Araujo en un torneo de la temporada 2020.

Riera y Araujo en un torneo de la temporada 2020.

Unas Araujo y Riera que lograrían su techo con unas semifinales -Vuelve a Madrid- y que han demostrado una gran regularidad haciéndose asiduas de los cuartos de final -tres fechas- y habiendo minimizado las sorpresas.

Dos jugadoras que cuentan con una gran sincronización en la pista y que buscarán poder representar la sorpresa de este Estrella Damm Menorca Master Final 2020.