Bélgica quiere ser como Beyoncé

Bélgica busca desde hace tiempo, concretamente desde la llegada de Roberto Martínez en 2016, entrar en el olimpo del fútbol. El objetivo es muy ambicioso y por ello exige ir más allá de la excelencia. Lo resumió, a la puertas del cielo, Ted Danson en The Good Place: "Todo lugar o cosa en el universo puede ser hasta un 104% perfecto. Así fue como hicieron a Beyoncé".

Sin calibrar el porcentaje actual, de momento lo innegable es que la selección de Martínez va aproximándose a su meta. Se mantiene líder del Ranking FIFA desde septiembre de 2018 y fue la primera en clasificarse para el Mundial 2018 y la Eurocopa 2020. En Rusia fue tercera, eliminando en cuartos a la Brasil de Neymar, cayendo en semis con los Mbappé, Griezmann y compañía, a la postre campeones, y llevándose la final de consolación, que en ese caso sí hizo honor a su nombre.

Subirse al podio mundialista le alivió a los Belgian Red Devils el dolor de no poder estar en Moscú en el gran día de aquel verano. Fue la señal de que la Generación de Oro está llamada a cumplir el sueño de todo un país, levantar un trofeo. En la Final a Cuatro de la Nations League, para la que se clasificó con 15 de 18 puntos, como máxima goleadora (16 dianas) y con Lukaku de pichichi (5 tantos), su primer obstáculo, en Turín el 7 de octubre, será precisamente quien convirtió en pesadilla el de 2018. Francia era vista como el rival más difícil, un equipo más que capaz de desafiar el 78,43% de victorias de la 'Era Martínez'.

El español ha aprendido en el último año a vivir sin Hazard, su gran referente. Durante las ausencias del madridista, De Bruyne se ha requeteconfirmado como futbolista de primerísimo orden, Courtois ha parado como el Guante de Oro del último Mundial que es y Lukaku se ha disparado como máximo goleador (77 tantos). Con Martínez han debutado, además, 22 internacionales, algunos asentados ya y otros terminando de conseguirlo. Sobre una base muy sólida y constrastada, el técnico seguirá moldeando su mezcla de estrellas y diamantes para la Eurocopa de 2021 y para esta Nations League de la que se ha declarado firme defensor.