Un Shakhtar disminuido... pero con Marcos Antonio

Lista de bajas interminable. Entre el COVID-19 y las lesiones, el número de jugadores importantes que el Shakhtar deja en casa sin poder jugar contra el Real Madrid es más numeroso que el de titulares habituales que sí van a integrar el once de inicio. No forman parte de la expedición Matviyenko, Kryvtsov, Stepanenko, Junior Moraes, Taison, Alan Patrick, Fernando, Kovalenko, Konoplyanka ni Ismaily. La convocatoria de veinte jugadores la han podido completar gracias a la presencia de ocho futbolistas del filial. El portero Pyatov es el único que sí está en la lista de entre todos los que hace un par de semanas dieron positivo por coronavirus. El resto, aunque ya ha pasado la enfermedad, no se encuentra aún en condiciones de jugar.

Un once decente. El técnico portugués Luís Castro no tendrá, pues, grandes alternativas en el banquillo, donde sólo se sentará un miembro del primer equipo además del portero suplente. Pero sí podrá alinear a un equipo titular de cierto nivel competitivo. Indudablemente disminuido, pero apto para presentar batalla. Sin ir más lejos, prácticamente con los mismos futbolistas que formarán en Madrid (con la única excepción de Kovalenko, que se lesionó durante el partido), el Shakhtar le ganó 5-1 al FC Lviv el pasado sábado (¡a los 18 minutos ya mandaba por 4-0!). Un resultado que evidencia el grado de superioridad del cuadro minero en un campeonato ucraniano que se ha llevado en nueve de las últimas once ediciones (ahora acumula hasta cuatro títulos consecutivos).

Marcos Antonio, la revelación del actual Shakhtar.

Oportunidad para los héroes del Sub-20. Ante tanta ausencia, Castro tendrá que recurrir a la juventud. Dos integrantes de la selección ucraniana que ganó el Mundial Sub-20 el año pasado, el lateral izquierdo Viktor Korniyenko y el central Valeriy Bondar, tienen muchas posibilidades de ser titulares. Apuntan maneras, pero la exigencia de la delantera del Real Madrid les puede venir grande.

El talento brasileño no se agota. Aunque faltarán algunos de los miembros más destacados del contingente brasileño (Moraes, Taison y Alan Patrick), el Shakhtar cuenta con tantos futbolistas de esa nacionalidad que el ataque estará igualmente repleto de ellos. Es probable que Castro alinee a Dentinho, que es más bien un extremo o segunda punta, como principal referencia ofensiva para buscar explotar su velocidad al contragolpe. El incisivo Teté y el experimentado Marlos estarían en los costados, con Marcos Antonio actuando por delante del pivote Maycon. La otra posición en el centro del campo debería ser para el israelí Solomon, que marcó ante el Lviv tras sustituir a Kovalenko.

El crack es Marcos Antonio. Si el año pasado asomó la cabeza en la Champions League con algunas breves apariciones, en las que ya dejó entrever unas cualidades muy especiales, esta edición debe ser la de su consagración. Sin duda, estamos ante uno de los mayores talentos del fútbol europeo, que aún se encuentra fuera de las cinco grandes ligas. A los 20 años, tiene aún toda la carrera por delante. Menudo, dinámico y delicado a la vez, parte desde cerca del medio centro para acabar en el área contraria. Su toma de decisiones es de primer nivel.