Luis Enrique, Ramos y el oro en Barcelona-92

Ramos quiere ir a los Juegos Olímpicos y su trayectoria con España le hace candidato a tan alto honor. El capitán de la Selección hace tiempo que batió el récord de Casillas de partidos internacionales con La Roja y ya suma 173. Sergio tiene a tiro de piedra el que ostenta Buffon como jugador europeo (el italiano se plantó en 176) y dentro de poco superará la mejor marca mundial del egipcio Hassan, al que le homologaron 184. Además, conviene recordarlo, Ramos es doble Campeón de Europa (2008 y 2012) y Campeón del Mundo con España (2010). Precisamente el próximo martes, en Kiev, Sergio volverá al estadio donde hace ocho años La Roja arrasó a Italia en la final de la Eurocopa. De aquel equipo sólo quedan el propio Ramos, Busquets y Jesús Navas.

En fin, sería interminable enumerar el rosario de récords que Ramos ha batido con la Selección. Pero hay uno que le falta. Y que, mira tú por dónde, sí que tiene Luis Enrique: el oro olímpico. El asturiano no resiste la comparación con el sevillano en lo que a trayectoria con España se refiere: 62 partidos por 174 (con el de hoy, salvo sorpresa), 12 goles por 23 (y los que vendrán para Sergio), títulos continentales y mundiales... Luis Enrique cede en todo, menos en lo olímpico. Él fue oro en Barcelona-92, Sergio Ramos quiere serlo en Tokio-21. Seguro que Luis Enrique, que es generoso y sabe lo que es la gloria olímpica, le ayudará a conseguirlo.