La savia del Huesca es colchonera

José Antonio Martín, Petón, alma máter del proyecto; Rubén García, director deportivo; y Jorge Pulido, capitán del equipo, son lo más parecido a la Santísima Trinidad del Huesca. Tres personajes claves y que tienen en común su amor al Atlético. Petón reconocía hace unos días a Enrique Ortego, estrella colaboradora del AS, que es jugador del Huesca hasta la muerte y seguidor del Atlético de Madrid a muerte. Un sabio del fútbol que ha logrado hacer realidad su sueño, de consagrar a los altoaragoneses en la élite, gracias a que se ha rodeado de gente como Rubén y Pulido, que han permitido un salto cualitativo al club en las oficinas y en el terreno de juego.

Una savia colchonera que ha ayudado a crear un fenómeno en la provincia de Huesca inaudito y que impide el nacimiento de niños atléticos, madridistas, culés o zaragocistas... porque ahora todos los críos altoaragoneses, gracias este trío de ases, son de su Huesca. Un equipo con más de 60 años de historia, pero que en la última década se ha confirmado como equipo de élite y que ahora hace soñar con la visión futurista de Petón, los fichajes de Rubén y el espíritu combativo de Pulido. Tres personas que llevan con orgullo el nombre del Huesca aunque sean más atléticos... que el oso del escudo del Atlético de Madrid.